Inicio Tapa ARA SAN JUAN:  Accidentes militares e internas descarnadas en la cúpula de la...

ARA SAN JUAN:  Accidentes militares e internas descarnadas en la cúpula de la Armada.

Compartir
File picture released by Telam showing the ARA San Juan submarine being delivered to the Argentine Navy after being repaired at the Argentine Naval Industrial Complex (CINAR) in Buenos Aires, on May 23, 2014. The Argentine submarine is still missing in Argentine waters on November 17, 2017, after it lost communication more than 48 hours ago. / AFP PHOTO / TELAM / Alejandro MORITZ / Argentina OUT (Photo credit should read ALEJANDRO MORITZ/AFP/Getty Images)

 

Muchas versiones infundadas que corren por las redes sociales salen de la interna feroz en la cúpula de la Marina.

Nos cuesta hacernos eco de las mil versiones que corren por estos días, acerca del destino, a esta hora casi trágico, del ARA SAN JUAN,

Pero vale recordar antecedentes cercanos de accidentes en vehículos militares cuya responsabilidad fue engendrada por actos de corrupción en el mantenimiento de dichos vehículos.

A mediados de los 90 el Ejército tuvo un incidente trágico el llamado avión “Herculito”, una nave Fiat de pequeño porte similar al “Hércules”. Después de haber sido supuestamente reparado a nuevo, el “Herculito” se accidentó en un viaje de rutina al sur y ahí salió a la luz que el entonces General Balza había gastado en la reparación de la nave casi tres veces más de lo que costaba hacerlo en aquel momento. Y para colmo, no había datos fehacientes que indicaran que las piezas repuestas hayan sido originales y no piezas del desguaze de otras máquinas. Lo que no tenía que fallar, falló.

La famosa frase “lo atamos con alambre” había sido realidad y así es como se producen accidentes que no son por factores imprevisibles sino obra de la corrupción.

Otro accidente fatal que cobró la vida de varios gendarmes fue hace dos años cuando un móvil de la Gendarmería que llevaba tropas a Jujuy reventó un neumático, cayó por un precipicio y produjo la muerte de 42 uniformados.

En la Gendarmería se supo pronto que en vez de adquirir neumáticos nuevos tal como había sido presupuestado, los móviles habían sido calzados con gomas recauchutadas que no resistieron el esfuerzo de los caminos que transitaban. El dinero que tuvo que haber sido invertido en cubiertas nuevas quedó en bolsillos de los responsables de la operación. Una de las mayores tragedias en la historia militar argentina.

Ver las imágenes de Cristina Fernández anunciando la reparación a nuevo, según sus palabras, del ARA SAN JUAN provocan cierto escalofrío. Ya se sabe que la ex Presidente anunciaba obras que no se hacían o se hacían a medias, o atadas con alambres.

Quizás sea preciso ahondar en aquella reparación, tal vez trucha, para entender las razones de una desaparición inexplicable.

Que el ARA SAN JUAN no estuviera en condiciones óptimas de navegar parece también una posibilidad cierta digna de ser investigada.

Por Jorge D. Boimvaser

@boimvaser

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments