Inicio Tapa Según Boudou no le importa la confesión de Vandenbroele

Según Boudou no le importa la confesión de Vandenbroele

Compartir

Amado Boudou se enteró de la noticia y siguió en su papel de desentendido.

Alejandro Vandenbroele es investigado por la Justicia como un supuesto testaferro del ex vicepresidente, Amado Boudou. Éste siempre afirmó no conocerlo, sin embargo las pruebas indicarían lo contrario. Ahora, esa hipótesis podría confirmarse: ayer Vandenbroele pidió incorporarse al Régimen de Testigos e imputados protegidos que depende del ministerio de Justicia de la Nación.

El abogado de Boudou, Eduardo Durañona, le dio la noticia por teléfono. El ex vicepresidente de Cristina lo minimizó. Por su lado, José María Núñez Carmona, su socio y amigo de años, afirmo que “se veía venir” la maniobra de Vandenbroele.

Boudou mantiene que no conoce a Vandenbroele, mientras que Núñez Carmona reconoció que lo considera como “un gran amigo, una gran persona”, no obstante, aseguró que no puede decir nada que lo comprometa ante la Justicia.

Alejandro Vandenbroele

Los tres estan conectados en la causa Ciccone II: Vandenbroele está apuntado por supuestamente trabajar para Boudou y Núñez Carmona desde 2009, cuando una empresa de su propiedad, The Old Fund, rescató a la Calcografica Ciccone y se quedó con el mayor paquete accionario. Para la Justicia los fondos para llevar a cabo la operación llegaron a través del ex vice presidente.

Sin embargo, la ruta del dinero que se estructuró alrededor de Ciccone es mucho más compleja y podría involugrar a otras figuras conocidas, como el banquero Jorge Brito; el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; y el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán.

Se sospecha que Brito, el dueño del Banco Macro, le dio facilidades y otros beneficios a The Old Fund para hacerle llegar el dinero. El banquero había estrechado su vínculo con Boudou cuando éste todavía trabajaba en la Anses. Por su parte, como segundo en el directorio de Ciccone comenzó a trabajar Máximo Lanusse, un hombre de su estrecha confianza.

Echegaray habría facilitado un provechoso plan de pagos por parte de la AFIP, central en el reflote de Ciccone. Mientras tanto, Insfrán podría caer por la renegociación de la deuda de Formosa.

Las declaraciones del nuevo “arrepentido” pueden traer mucha cola, por lo tanto sorprende la calma con la que Boudou reaccionó ante la noticia, aunque es la única opción compatible con su versión de que no conoce a Vandenbroele.

Vandenbroele es investigado como presunto testaferro de Boudou desde 2012, a partir de a denuncia de su ex esposa, Laura Muñoz. Resistió varios años, sin embargo, con su situación cada vez más complicada, finalmente le dijo al fiscal Jorge Di Lello: “Voy a contar todo sobre Ciccone y Boudou”.

Print Friendly, PDF & Email

Comments