Inicio Tapa Se complica la situación judicial de Lagomarsino

Se complica la situación judicial de Lagomarsino

Compartir

El fiscal de la causa pidió su indagatoria y que ésta se caratule como de “asesinato”.

El fiscal federal Eduardo Taiano pidió que se interrogue a Diego Lagomarsino en calidad de sospechoso del asesinato del ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman. Cabe recordar que se trata del propietario del arma que acabó con la que se efectuó el disparo, y que fue hallada en la escena del crimen.

En el texto que Taiano presentó ante el juez Julián Ercolini, el técnico informático pudo haber sido un partícipe necesario del crimen. Asimismo, el fiscal solicitó el cambio de caratula de la causa, hasta ahora de “muerte dudosa”, por el de “asesinato”.

Esto significa que para Taiano, si bien no hay pruebas que apunten a Lagomarsino como autor del disparo, sí hay elementos que podrían situarlo como partícipe del plan criminal.

Este sería el primer gran cambio en la causa desde la presentación de la pericia de Gendarmería Nacional, hace más de un mes. En la misma se había concluido que Alberto Nisman no se habría suicidado, sino que habría sido asesinado por dos personas.

La defensa de Lagormarsino cuestionó duramente el informe de Gendarmería, y sostiene la muerte por suicidio. Según el joven informático, el arma era de su propiedad y Nisman se la habría pedido prestada para protegerse en caso de posibles agresiones, después de presentar la denuncia por el encubrimiento del atentado a la AMIA. El dato es que el fiscal fallecido tenía otras armas de fuego en su poder.

Por su parte, el informe de Gendarmería que apunta a un caso de asesinato consta de 400 páginas y fue realizado por unos 28 peritos. En el mismo además se sugiere que Nisman habría sido drogado para simular un suicidio.

El fiscal también incluyó en su pedido una serie de medidas al respecto de los 10 efectivos de la Policía Federal que esa noche se encontraban custodiando al fiscal Nisman. La serie de irregularidades registradas en cumplimiento de esa tarea también quedó en la mira de Taiano.

Al respecto, el abogado de las hijas de Nisman, Manuel Romero Victorica, en declaraciones a Radio Mitre que “esto cambia radicalmente” la investigación.

“Desde el principio, la querella consideró a Lagomarsino partícipe necesario del delito de homicidio”, afirmó.

“Nadie le creyó al principio y nadie le cree ahora a Lagomarsino que el fiscal le pidió un arma para cuidar a sus hijas, que estaban del otro lado del océano con su madre, que es jueza federal”, agregó.

Además, puntualizó que “no hay pruebas en el expediente de quién fue el que disparó el arma; no puedo asegura que fue Lagomarsino, pero tampoco descartarlo. Pero si que fue partícipe necesario por que plantó el arma”. “Nisman no utilizó sus manos para efectuar el disparo que le causara la muerte violenta. Si él no fue, fue otra mano y eso se llama asesinato”, agregó.

Print Friendly, PDF & Email

Comments