Inicio Salud y Belleza ¿Qué le pasa al cuerpo durante la menopausia?

¿Qué le pasa al cuerpo durante la menopausia?

Compartir

Crónica Salud Un especialista en cuestiones de esta nueva etapa de la vida advirtió sobre los cambios en el organismo y explicó las modificaciones sexuales, problemas recurrentes, alteraciones e inconvenientes que pueden durar meses o permanecer por años. Además, ofreció recomendaciones para sentirse saludable durante este período.

Por: Florencia Bombini
salud@cronica.com.ar

La menopausia es una etapa normal de la vida, así como la pubertad. Es la fase del último ciclo menstrual, pero los síntomas pueden empezar varios años antes y en algunos casos pueden durar meses o permanecer por varios años después. Los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona (dos hormonas femeninas que se reproducen en los ovarios) podrían generar estos síntomas.

En el marco del Día Mundial de la Menopausia, que se celebró el pasado 18 de octubre, es importante recordar algunos conceptos para seguir generando conciencia sobre la importancia de la evaluación de la salud de las mujeres y de la prevención de enfermedades durante este período de su vida.

De esta manera, hay que tener en cuenta que con la edad promedio de sobrevida actual, la menopausia llega casi a la mitad de la vida de las mujeres, por lo que siempre se aconseja a las pacientes que lo tomen como una nueva etapa y, además, que se realicen controles de salud periódicamente, ya que es la forma correcta de prevenir cualquier complicación.

En Argentina, la edad promedio de una mujer que tiene su último período menstrual es 52 años, aproximadamente. Pero hay pacientes a quienes se les ha retirado el período a los 38 años y otros casos donde sucede más cerca de los 60 años.

Fumar puede acelerar una menopausia temprana, así como algunas situaciones de estrés grave. Las mujeres pueden tener diferentes señales o síntomas durante la menopausia. Eso sucede porque el estrógeno es usado por muchas partes de nuestro cuerpo. De manera que a medida que va disminuyendo el estrógeno, diferentes signos y síntomas irán apareciendo.

El doctor Leonardo Imbriano (MN 190601), cirujano plástico y ginecólogo, a cargo de la Unidad de Estética Genital Femenina en Delsur Medicina Estética, explicó cuáles son las patologías no oncológicas que se consideran dentro de la menopausia.

Problemas recurrentes

Los cambios en los niveles de estrógeno pueden causar que el área genital padezca de sequeldad, dolor durante las relaciones sexuales y ardor al orinar. También pueden aumentar las infecciones vaginales o urinarias.

La sequedad y la atrofia vulvo-vaginal afecta a millones de mujeres a nivel mundial, y la mayoría lo sufren en silencio. Se estima que esta dolencia crónica y progresiva puede llegar a afectar aproximadamente al 20 por ciento de las mujeres premenopáusicas y hasta el 80 por ciento en las posmenopáusicas.

La principal causa de sequedad o falta de lubricación vaginal es la falta de estrógenos, pero existen otras enfermedades o medicamentos que también pueden producirla, afectando a un grupo importantísimo de pacientes jóvenes.

Actualmente, con una esperanza de vida que aumenta día a día, el impacto de la sequedad vaginal y su falta de lubricación genera sobre la actividad sexual, la salud ginecológica y por consiguiente en la calidad de vida de mujeres una inquietud y demanda que se pone de manifiesto en la práctica de la ginecología cotidiana.

Cambios en la sexualidad

En esta etapa, muchas mujeres pierden el deseo y otras se sienten más relajadas, ya que no corren riesgo de embarazo, pero siempre hay que hacer hincapié en que el riesgo de contraer HIV u otra enfermedad de transmisión sexual está presente. El uso muy importante.

Se padecen alteraciones

El paso del tiempo produce pérdida generalizada de colágeno y de tejido de sostén de todo el cuerpo, lo que produce la caída y atrofia de las estructuras faciales, así como corporales.

Esta atrofia se expresa en el área genital con cambios a nivel de los labios menores, mayores y en el canal vaginal, lo que genera no sólo una alteración estética en las pacientes, sino también un cambio a nivel de la sexualidad de la mujer y su pareja.

Existen procedimientos tales como la plástica de labios o el estrechamiento vaginal, que permiten mejorar el área a nivel estético y un cambio en la calidad de vida sexual. Otros cambio indeseable puede ser la retracción de la cicatriz de la episiotomía, que genera dolor durante las relaciones sexuales.

El oscurecimiento del área genital o la acumulación de grasa a nivel del monte de Venus (pubis) también son algunas de las alteraciones de esta zona y que pueden producir incomodidad al usar bikini o pantalones ajustados.

Estas situaciones generan incomodidad en muchas mujeres pero muchas veces no se atreven a consultar por tabú. Existen tratamientos como la plástica de episiotomía, blanqueamiento genital con láser o una “minilipo” de monte de Venus, que permiten solucionar estas situaciones, con procedimientos mínimamente invasivos.

Molestos inconvenientes

El descenso de los órganos pélvicos puede ser en forma individual pero por lo general es en conjunto con el órgano adyacente. Aunque la mayoría de las mujeres no sienten síntomas, la queja principal es la sensación de cuerpo extraño vaginal. Existen procedimientos mínimamente invasivos que permitirán cambiar esta sensación y además solucionarán la incomodidad que provoca la incontinencia urinaria.

https://www.cronica.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments