¿Cómo hacía uno de los choferes de la tragedia de Mendoza para continuar trabajando sin registro?

4
Compartir

Fue interceptado manejando un colectivo con documentación falsa. Su difunto hijo era quien conducía al momento del vuelco.

A casi cuatro meses del velco de un micro en la Cuesta de los Terneros, en la localidad mendocina de San Rafael, donde murieron 15 personas -la mayoría niñas y adolescentes de una escuela de danza-, fue detenido el segundo chofer a cargo del vehículo, Jorge Pinelli. El dato insólito es el motivo de la captura: manejaba sin registro un micro similar al del accidente

El sábado a las 18, Pinelli fue interceptado en un control en la provincia de Santa Fe en las inmediaciones de la ciudad de Rosario manejando un colectivo con documentación falsa en el que llevaba a 32 personas. «Conducía un micro de las mismas características y condiciones del que se accidentó en San Rafael», reveló el director ejecutivo de la Administración Nacional de Seguridad Vial, Carlos Pérez.

Cabe recorar que las víctimas de siniestro eranintegrantes de una compañía de baile de Grand Bourg que había participado de un festival. Tenían entre 5 y 15 años.

«Al detectar que los papeles no eran valederos se procedió a detenerlo y secuestrarle el vehículo», aseguró el responsable de la ANSV al diario MDZ. Acto eguido, cuando los gendarmes a cargo del operativo quisieron arrestarlo, el chofer intentó coimearlos. «Por esta razón se radicó una denuncia correspondiente», agregó.

Sucede que Jorge Pinelli es el papá de Damián Pinelli, el chofer que manejaba el colectivo que volcó a una velocidad mayor de la permitida. En ese momento, lo acompañaba Jorge, que terminó internado tras el choque.

La causa, caratulada como «Homicidio culposo agravado por la conducción antireglamentaria y por la cantidad de víctimas fatales y heridas», no tuvo detenidos ni imputados porque el conductor murió en el accidente. Las pericias posteriores indicaron que el ómnibus viajaba a 87 kilómetros por hora en una zona en donde la velocidad permitida es de 30 kilómetros por hora.

Además, la investigación determinó que los frenos funcionaban, aunque no en óptimas condiciones, ya que «en condiciones normales de funcionamiento respondían un 77 a 78%».

La Comisión Nacional de Regulación de Transporte informó que el micro de la tragedia con patente EEZ673 no se encontraba habilitado, ya que se encontraba dado de baja desde el 12 de diciembre de 2016. Por esta razón, el organismo afirmó que los chóferes tomaron caminos alternativos del viaje para eludir los controles de ruta previsibles.

(Fuente: TN)

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments