Inicio Tapa No es sorpresivo pero la AFIP lo confirmó: las cuentas de Cristina,...

No es sorpresivo pero la AFIP lo confirmó: las cuentas de Cristina, Máximo y Florencia no cierran

Compartir

Después de que la ex mandataria y sus hijos rectificaran sus declaraciones de Ganancias, los peritos de la AFIP comenzaron a trabajar en el caso por pedido de la Justicia. El resultado podía preverse: las cuentas de los Kirchner “son inconsistentes”.

El informe del ente recaudador de impuestos fue presentado ante el juez Claudio Bonadio, quien solicitó el peritaje. Según indica el texto el “dinero ingresado y el que declaran que consumieron en un año, no se condicen”.

“Las declaraciones juradas reflejan varias inconsistencias entre el dinero que los Kirchner declaran que les ingresan y el que consignan como consumo anual, éste último es muy superior al ingreso declarado”, indica el informe.

Lo declarado por Ganancias no se condice con “los fondos declarados como ingresos para sustentar los gastos que figuraron en las declaraciones juradas”, especifica el texto.

El informe fue presentado esta semana y se añadirá al expediente de la causa Los Sauces, en la que Cristina, Máximo y Florencia se encuentran procesados por asociación ilícita y lavado de dinero. Bonadió también inhibió los bienes de la familia.

Ahora, además, la AFIP se encuentra en proceso de determinar si la familia Kirchner no cumplió con “los compromisos fiscales o si lo hicieron por números incorrectos”. Puntualmente, serán investigados los ingresos de sus negocios hoteleros y alquileres.

Según explicaron a Clarín fuentes judiciales “estos pedidos no tienen relación con el eje central de la investigación sino sobre las medidas ordenadas sobre los bienes y para evitar que se evadan los embargos e inhibiciones”. Es decir que la Justicia no está buscando dinero oculto, sino maniobras para burlar el embargo.

En este sentido, no se concluyó que haya aparecido dinero nuevo circulando en los canales financieros de la familia Kirchner. Sin embargo, para la Justicia el desorden de sus cuentas deriva fácilmente en confusiones patrimoniales y omisiones fiscales, tal como consignó Clarín.

Cabe recordar que Cristina y sus hijos habían presentado ante la AFIP una rectificación de las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias, correspondientes al 2016. Cristina Kirchner, había declarado gastos por entre 70 y 75 millones de pesos. Máximo había declarado un consumo de $20 millones, un 40% más de lo que gastó en 2015. Florencia, declaró una cifra cercana a la de su hermano.

Juez Claudio Bonadio

Esas cifras habían llamado la atención de la Justicia y del ente recaudador. En principio, desde la AFIP habían considerado esos números representaban un “aumento exorbitante, no habiendo incrementado su grupo familiar, no registrando viajes al exterior, no experimentando crecimiento en los consumos”.

El estudio contable de Alejandro Manzanares (quien encuentra detenido desde julio en el marco de la causa Los Sauces) presentó una rectificación de esa cifra, mucho más cercana a los consumos del año 2015. El nuevo monto fue de 3,1 millones para 2016, cuando en 2015 había sido de 2,5 millones de pesos. La justificación de la rectificación también fue particular: se habría tratado de un error que, curiosamente, se aplicó a tres declaraciones juradas.

Asimismo, en la corrección de Máximo se explicó que el consumo de 20 millones en verdad se trataba de plazos fijos, y se declararon más de siete cuentas corrientes en el Banco Galicia. Por su parte, la Justicia solicitó a ese banco que corrobore la información brindada por el diputado nacional.

El informe bancario señala que los fondos de esos plazos fijos “fueron transferidos y depositados a la cuenta conjunta de Florencia y Cristina Kirchner, fondos con los que finalmente se compraron dólares”. Es decir que se trata de los 6 millones de dólares que fueron embargados por Bonadio.

Print Friendly, PDF & Email

Comments