Inicio Salud y Belleza Combate el hígado graso de forma natural con 5 remedios herbales

Combate el hígado graso de forma natural con 5 remedios herbales

Compartir

Aunque siempre será el especialista el que nos deberá proporcionar un diagnóstico y recetar un tratamiento, estos remedios herbales pueden ser un complemento muy adecuado para combatir el hígado graso

El hígado graso, un trastorno conocido en términos médicos como esteatosis hepática, es una de las enfermedades que pueden reducir de forma significativa la calidad de vida.

Se produce cuando hay una acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células de este órgano, lo cual dificulta sus funciones excretoras y metabólicas.

Es frecuente entre quienes consumen bebidas alcohólicas en exceso, aunque también se asocia con la mala alimentación y la obesidad.

Si bien existen tratamientos para controlarlo, la mayoría de pacientes suele tener dificultades debido a la ausencia de síntomas contundentes.

Producto de esto se desencadenan reacciones inflamatorias en el organismo y, además, se dificulta la digestión de algunos alimentos.

La buena noticia es que, además de la práctica de buenos hábitos y recomendaciones médicas, hay remedios de origen natural que pueden ayudar a combatirlo.

En esta oportunidad queremos compartir 5 soluciones herbales cuyas propiedades podrían facilitar su control.

¡No dejes de probarlas!

1. Agua de alcachofas

agua de alcachofas

La bebida natural de alcachofas tiene propiedades desintoxicantes y digestivas que pueden ayudar en el tratamiento de la esteatosis.

Rica en fibra dietética y compuestos antioxidantes, es una alternativa natural y segura para mantener el hígado en buenas condiciones.

Ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Corta las alcachofas en varios trozos y ponlas en una olla con el agua.
  • Llévalo a fuego y deja que hiervan durante 5 u 8 minutos.
  • Tras obtener la bebida, espera que repose y pásala a través de un colador.

Modo de consumo

  • Inicia su consumo en ayunas y toma una taza antes de cada comida principal.
2. Infusión de diente de león

La infusión de diente de león es un remedio herbal con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a desintoxicar el hígado para reducir la acumulación de lípidos en sus tejidos.

Sus compuestos ayudan a mejorar la actividad del metabolismo, promoviendo la descomposición de las grasas y toxinas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora una cucharada de diente de león en una taza de agua hirviendo.
  • Tápala y espera que repose de 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas y repite su ingesta 2 o 3 veces al día.
  • Tómala por un periodo de 2 semanas seguidas.

3. Infusión de cardo mariano

infusion-cardo-mariano

El cardo mariano es una de las hierbas más populares en lo que tiene que ver con el cuidado del hígado.

Contiene una sustancia llamada silimarina, la cual ayuda a proteger las células hepáticas para evitar la acumulación de grasa.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de cardo mariano (5 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y agrégale el cardo mariano.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.
  • Cuélala y sírvela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión al día, durante 2 o 3 semanas seguidas.

4. Infusión de boldo

La bebida natural de boldo es uno de los remedios herbales más efectivos contra los problemas que dificultan el funcionamiento del hígado.

Esta prodigiosa planta estimula el funcionamiento de la vesícula biliar y ayuda a descomponer las grasas para impedir su acumulación en las células hepáticas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de boldo (10 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el boldo.
  • Déjalo a fuego mínimo durante 3 minutos y retíralo.
  • Espera que repose 10 minutos, cuélala y sírvela.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 2 tazas de infusión de boldo al día, durante 3 semanas.

Visita este artículo: Propiedades y beneficios del boldo

5. Infusión de ajenjo

infusión de ajenjo

El ajenjo contiene sustancias amargas, como la absintina y anabsintina, las cuales apoyan el funcionamiento del hígado para evitar y combatir la esteatosis.

Estos componentes mejoran la digestión de las grasas y, entre otras cosas, alivian la indigestión y las infecciones estomacales.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ajenjo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el ajenjo en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuela la bebida e ingiérela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de ajenjo al día, 2 o 3 veces a la semana.

Nota: Evita ingerir más de la cantidad recomendada, ya que esta planta contiene una sustancia conocida como tuyona que, en grandes cantidades, puede generar alteraciones nerviosas e irritaciones en el sistema digestivo.

¿Te han diagnosticado hígado graso? ¿Temes padecer esta enfermedad? Elige alguno de los remedios citados y consúmelo de forma regular para aprovechar sus beneficios.

Eso sí, recuerda que sus efectos actúan en función de tus demás hábitos alimenticios. Evita las grasas y los alimentos procesados.

 

https://mejorconsalud.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments