Inicio Tapa “Lo que piense Cristina sobre el despido de Navarro me chupa un...

“Lo que piense Cristina sobre el despido de Navarro me chupa un huevo” (¿Textual de Cristóbal López?).

Compartir

Fue un anticipo de SEPRIN que Cristóbal López negociaba con el gobierno la venta de C5N y todo el grupo mediático INDALO, horas después de tirar por la ventana a Roberto Navarro, quien tuvo sus 15 minutos de fama y los desaprovechó con guasadas verborrágicas y otras de similar tenor.

Cristina lo apreciaba y no dijo nada cuando se enteró de la brusca separación de Navarrito de C5N. Ya se sabe que Cristóbal López tiene un bajo perfil de exposición y resulta casi imposible incluso a la gente del grupo INDALO sacarle palabra alguna.

Pero nos llegó la versión (quizás porque López así lo quiso) que cuando alguno de sus allegados le preguntó qué diría Cristina sobre la separación de Navarro, el zar de los medios respondió sin eufemismos: “Me chupa un huevo lo que piensa Cristina”.

López no es un Zanini o Parrilli  cualquiera a quien la ex Presidente le puede decir: “Soy yo, pelotudo”.

Pero si fue Pichetto quien le dio la primera exhumación oficial a Fernández viuda de Kirchner, no es extraño que López acompañe el responso del ex hombre fuerte de los K.

Tampoco Cristóbal es un irrespetuoso con la gente que lo rodea. Lo vivimos en persona hace algunos años.

Entonces contamos que la Jefa de Finanzas de la entonces SIDE, Sonia Fosnasero, era una contadora que pasaba largas horas del día en los tragamonedas del Hipódromo de Palermo. Le pusimos entonces el nombre que se le dá a la gente excesivamente viciosa con los juegos de azar: Ludópata. Pasión irrefrenable por el “escolaso”.

Hasta que alguien ligado a Cristóbal nos contactó para aclararnos que Fosnasero no iba a los tragamonedas como jugadora, sino como supervisora de esas maquinitas, pues además de su cargo en la SIDE la mujer era la contadora y persona de confianza de López.

Sonia Fosnasero fue colaboradora de Elisa Carrió en Diputados allá por los 90. Junto con Cristina formaban un trío inseparable hasta que la contadora se hartó de los caprichos de la chaqueña y fue a trabajar con Cristina. Cuando los Kirchner llegaron al poder, Cristina quise que las finanzas de la SIDE la manejara alguien de su confianza y allí recaló Fosnasero

Hoy todas esas viejas relaciones de amistad y negocios están quebradas.

Cristóbal tiene más puntos en común con Daniel Angelici que con Cristina, y no quiere enfrentarse a CAMBIEMOS por el lenguaje alocado de Navarro, del “Gato” y de algún otro periodista de su grupo.

Así que damos como muy probable que su respuesta cuando le preguntaron qué pensaría Cristina Fernández sobre la negociación del grupo C5N para vendérselo a un holding afín al gobierno haya sido: “Me chupa un huevo lo que piense Cristina”.

Por Jorge D. Boimvaser

@boimvaser

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments