Inicio Tapa El titular de la causa Maldonado contra el CELS

El titular de la causa Maldonado contra el CELS

Compartir
Foto: DyN

El juez Guido Otranto rechazó el pedido de recusación y apuntó contra el CELS por supuestamente intentar direccionar la investigación.

*Foto: DyN

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, rechazó por escrito el pedido de recusación en su contra. Además, advirtió el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) intentó direccionar la investigación para culpar a Gendarmería e “instalar el hecho como un caso de desaparición forzada de personas”.

El pedido de recusación contra el juez fue presentado por esa entidad, con la firma de Paula Litvachky, en calidad representante. En la solicitud se apuntaba al juez por un presunto “prejuzgamiento y enemistad manifiesta” contra la parte querellante. La presentación se hizo luego de Otranto realizara ciertas declaraciones que fueron difundidas por medios gráficos.

“Para empezar, debo aclarar que desde que se denunció la desaparición de Santiago Maldonado decidí mantener una baja exposición pública –dentro de lo posible- precisamente para mantener a resguardo mi intervención como juez en las investigaciones. No obstante, dada la gravedad del hecho denunciado y la trascendencia institucional que tomó el caso a nivel nacional, llegado el debido momento entendí pertinente informar públicamente mi punto de vista de manera objetiva. La cantidad de información distorsionada o malinterpretada que desde el primer momento se hizo llegar a los medios de comunicación tornó evidente que la publicación de notas con información útil para el periodismo a través del sitio institucional del Centro de Información Judicial resultó insuficiente para satisfacer el derecho de la población a ser informada sobre este asunto de notorio interés público”, comienza el magistrado su escrito, justificando por qué decidió dar notas periodísticas.

“Por otro lado, resultó indudable la necesidad de explicar públicamente los aspectos más relevantes del hecho y las dificultades que impiden que sea esclarecido, entendiendo que de esa manera se contribuye a despejar los cuestionamientos que se están realizando sobre mi desempeño en estas investigaciones, muchos de ellos expuestos en varios medios periodísticos por las mismas partes que intervienen como querellantes en esta causa. Dicho lo anterior, advierto que el organismo querellante ha hecho una interpretación equivocada de la entrevista que brindé, ya que como expondré seguidamente en ningún punto he incurrido en prejuzgamiento sobre el objeto procesal de esta investigación ni he realizado afirmaciones que dejen en evidencia una enemistad con la querella que no existe. En el escrito de recusación la querella realizó una interpretación fragmentada de la entrevista, extrayendo párrafos con afirmaciones que sólo pueden ser comprendidos en su real significado si los analiza en el conjunto de la nota periodística”. Continúa.

En el documento, de diez páginas de extensión, el magistrado respondió a las acusaciones y justificó los dichos que se le cuestionarios. También advirtió que no permitió el CELS “me indique el rumbo de la investigación” pero que “esa situación no me coloca en la posición de enemistad manifiesta que me atribuye la querella, ya que como magistrado tengo el deber de defender mi independencia de injerencias en mi función como la que pretendió ejercer el Centro de Estudios Legales y Sociales”.

En el documento, de diez páginas de extensión, el magistrado respondió a las acusaciones y justificó los dichos que se le cuestionarios. También advirtió que no permitió el CELS “me indique el rumbo de la investigación” pero que “esa situación no me coloca en la posición de enemistad manifiesta que me atribuye la querella, ya que como magistrado tengo el deber de defender mi independencia de injerencias en mi función como la que pretendió ejercer el Centro de Estudios Legales y Sociales”.

El texto completo del juez:










Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments