Inicio Relevantes Después de los problemas en las PASO, remueven a la a cúpula...

Después de los problemas en las PASO, remueven a la a cúpula del Correo

Compartir

Por orden del Gobierno Nacional, la polémica empresa también atravesará por una serie de reestructuraciones.

El Correo Argentino quedó en el ojo de la tormenta luego de las demoras con los resultados de las últimas elecciones primarias. La empresa además tiene un un déficit anual de casi 4.000 millones de pesos.

De momento, el plan iniciará con un recambio en la cúpula de la empresa. Cuatro miembros del directorio dejarían sus puestos la semana próxima, a pedido del Presidente: Ramón Baldassini, Roberto Rivero, Carlos Felpeto y Carlos Rossi.

El plan de reestructuración se ejecutará desde del ministro de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra, aunque también participará del proceso el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Según fuentes, fue precisamente Quintana quien propuso como nuevo director ejecutivo a Gustavo Papini, ex CEO de la empresa postal OCA, que estuvo vinculado al Grupo Pegasus, dueño de Farmacity.

El cargo de director ejecutivo hasta ahora había sido ocupado por Jorge Irigoin, quien continuará ocupando el puesto de presidente del Correo. Este empresario ocupó ese mismo cargo cuando la familia Macri todavía era dueña de la empresa postal. Además está vinculado a la familia del presidente desde hace varias décadas: fue gerente de Socma y ocupó cargos de gestión en la administración porteña.

Desde el gobierno también confirmaron que, al menos hasta octubre, continuará en su cargo el director de Asuntos Públicos del Correo, Alejandro Tullio, quien durante la época kirchnerista fue miembro de la Dirección Nacional Electoral, después se trasladó al Correo, precisamente para aconsejar en la materia.

El objetivo principal, pedido por Macri, será reducir el déficit operativo que suele oscilar entre los 3.500 y 4.000 millones de pesos por año. La idea del gobierno es que esa cifra se reduzca a la mitad para final de 2018 y que la empresa llegue al equilibrio fiscal para 2019. Sin embargo, muchos especulan que podría haber despidos, ya que la planta de personal creció exponencialmente desde 2003 y hoy cuenta con unos 17 mil empleados.

Desde el Gobierno consideraron que la decisión quedará en manos de la nueva administración, aunque probablemente se ponga el foco en los empleados que se encuentran en edad de jubilarse. También agregaron que no habrá medidas drásticas, aunque es poco probable que esto ocurra con empresas en estas condiciones, que no han recibido inversión en década y media.

Por otro lado, resulta sorprendente que el estado del Correo recién llame la atención del gobierno ahora, después de un año y medio de gestión. El manejo de la información de los resultados de las últimas PASO fue ampliamente criticado y fue lo que disparó la reestructuración. Durante este tiempo, la única noticia vinculada fue la bochornosa condonación de la deuda que mantenía el grupo Macri con el Estado (caso que es un tema aparte).

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments