Inicio latinoamerica A 1 año del impeachment de Dilma, Brasil deja mucho que Temer

A 1 año del impeachment de Dilma, Brasil deja mucho que Temer

Compartir

Lula da Silva espera que la segunda instancia resuelva sobre su condena para saber si podrá o no presentarse a elecciones en 2018. Michel Temer estaría por ser nuevamente denunciado por el fiscal Rodrigo Janot, esta vez por asociación ilícita y obstrucción de la justicia. Las denuncias ponen en jaque la ligera recuperación mientras se dispara la violencia. A un año del impeachment de Dilma Rousseff, Brasil continúa en muletas.

El 31/8/16, el Senado brasileño decidió por 61 votos a favor, destituir a la Presidenta, Dilma Rousseff, a quien declararon culpable de haber maquillado las cuentas fiscales en 2014. Redcordemos que buena parte de los miembros de la Cámara Alta que la juzgó está siendo investigado o procesado. Se cumple 1 año de ese hecho y el Gobierno de Michel Temer, quien era el vicepresidente de Rousseff y asumió como Presidente horas despés de ser ella destituida, está lejos de cumplir su promesa de estabilizar social y económicamente al país.

Según un sondeo de Ibope, la popularidad de Temer a fines de julio era de apenas de un 5%. “En parte, porque su paquete de medidas destinadas a reactivar la economía —que considera reformas laborales y previsionales— es tremendamente impopular. Pero también porque él mismo es percibido como un ‘traidor’, en la medida que se desmarcó del Gobierno de Dilma cuando comenzó el juicio político”, plantea Alberto Rojas del portal El Líbero.

Desde el comienzo del proceso que culminó en el juicio político, la exmandataria aseguró que se trataba de un golpe de Estado parlamentario en su contra. Un año después, en entrevista con Brasil de Fato, Rousseff sostuvo su posición: el proceso de impeachment fue un golpe “porque no había crimen de responsabilidad.”

“Ellos inventaron un proceso para sacarme del Gobierno. Y usaron una mayoría de votos comprados, que son los mismos 217 votos de diputados que garantizaron la impunidad del presidente ilegítimo Temer”, señaló y agregó que “es la misma composición del Congreso, que fue construida por el (ex presidente de la Cámara de Diputados) Eduardo Cunha, que me destituyó a través de un proceso absolutamente infundamentado, sin una base real, hoy reconocido por todo el mundo.”

Según Rousseff, la reciente condena a Lula da Silva por corrupción y lavado de dinero, también forma parte de una persecución política y jurídica al expresidente -perteneciente como ella al Partido de los Trabajadores (PT)-: “La segunda fase del golpe es sacar a Lula de las elecciones de 2018”, dijo. El miércoles 23/8, la condena contra Lula inició su trámite en un tribunal de segunda instancia, que deberá confirmar o rechazar la sentencia de 9 años y medio de cárcel que recae sobre el expresidente. De eso dependerá que pueda o no presentarse como candidato presidencial el año que viene (las encuestas lo muestran com el favorito en intención de voto).

Temer también enfrenta sus propios precipicios. Si bien a comienzos de agosto consiguió reunir los votos suficientes en la Cámara de Diputados para evitar ser suspendido del cargo y enfrentar un juicio por corrupción, el fiscal Rodrigo Janot (a quien Temer intentó apartar de la causa) estaría otra vez a la ofensiva.

El caso surgió a partir de un audio en el que el empresario del frigorífico JBS, Joesley Batista, conversaba supuestamente con el mandatario sobre pagos el exlíder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha -en prisión por su participación en la trama de Petrobras-, para garantizar su silencio, explica Rojas en El Líbero.

Temer no tiene tiempo para descansar, ya que se encontraría al borde de una nueva denuncia por parte de Janot que podría poner en juego su mandato. Esta vez sería por los cargos de obstrucción de la justicia y asociación ilícita. “El fiscal Rodrigo Janot debe presentar esta semana una acusación contra el jefe de Estado, que según todo indica será una actualización de la anterior (ocurrida en mayo último) pero con pruebas y elementos más contundentes”, escribió Eleonora Gosman del diario Clarín. La acusación lo obligaría a (una vez más) depender de una votación en la Cámara de Diputados que lo absuelva o lo condene a salir del cargo.

“La denuncia contra Temer amenaza también la ligera recuperación de la economía tras la recesión acumulada del 7,4 por ciento en 2015 y 2016, y la falta de fondos causan estragos en el país y amenazan con devolver a decenas de miles de brasileños a la pobreza. La crisis empieza a disparar los índices de violencia en las principales ciudades del país, entre ellas la metrópoli Río de Janeiro”, explica el diario El Litoral.

Según un informe elaborado en base a los datos oficiales de las secretarías de Seguridad estaduales, en el primer semestre de 2017, se registraron 28.200 asesinatos. Eso quiere decir que hubo 155 asesinatos diarios o 6 crímenes por hora, según reportó la Agencia Italiana de Noticias.

En cualquier caso, aunque Temer resista hasta el fin de su mandato, la perspectiva para quien gobierne Brasil a partir de enero de 2019 es borrosa.

http://www.urgente24.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments