Inicio Tapa Ahora el juez Casanello pone la lupa en Cristina Elisabet Kirchner

Ahora el juez Casanello pone la lupa en Cristina Elisabet Kirchner

Compartir

El magistrado procesó a Lázaro Baéz, socio de la ex presidente, por lavado de dinero y pidió investigar a la candidata a senadora

Por Fabio Ferrer
fferrer@infobae.com

De manera casi imperceptible, lenta pero sin pausa, la Justicia comienza al cerrar el cerco sobre la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner. Este viernes, la ex mandaria recibió dos malas noticias originadas en Comodoro Py 2002.

La primera fue el llamado a indagatoria ordenado por el juez federal Julián Ercolini en la causa Hotesur, en la que está sospechada de haber montado un sistema para lavar dinero ilícito proveniente de la corrupción a través de sus hoteles. La segunda fue a través de un escrito de 750 páginas firmado por el juez Sebastián Casanello. El magistrado procesó a Lázaro Báez y a otros 26 imputados en la llamada causa de la ruta del dinero K.

La resolución tiene un componente novedoso que complicará la situación judicial de la ex jefa de Estado. Casanello dejó abierta una puerta para que la maniobra de lavado de activos no termine en Lázaro Báez sino que avance hasta la ex presidente.

Por un lado, vinculó el origen del dinero que Federico Elaskar y Leonardo Fariña fugaron al exterior a través de CGI con la adjudicación discrecional y direccionada de la obra pública a las empresas del grupo Báez.

Por el otro -adecuando la investigación a lo que le había ordenado la Cámara-, remitió los hechos investigados en el expediente por la ruta del dinero K a su colega Julián Ercolini, a fin de que evalúe la responsabilidad de Cristina Kirchner en el marco de la causa por asociación ilícita en la que está procesada.

En su fallo, Casanello sostuvo que “a esta altura, en que ya se obtuvo todo el grueso de la prueba relevante y se analizó y se estabilizó la imputación que pesa sobre los acusados, lo que resta es terminar de delinear una hipótesis criminal única que permita afrontar el megajuicio que se avecina”.

En ese sentido, el magistrado consideró que lo razonable es que sobre el rol que tuvo Cristina Kirchner entienda el equipo de fiscales de la asociación ilícita, es decir, el expediente que tramita en el juzgado de Ercolini.

Casanello manifestó que tal como lo hizo el juez Claudio Bonadio en la causa Los Sauces, corresponde declarar la conexidad de las conductas analizadas en la causa por la ruta del dinero K relacionadas con la ex presidente con la investigación que lleva adelante Julián Ercolini, para que los fiscales “puedan formular el correspondiente requerimiento de juicio de modo integrador y coherente”.

Agregó que “en cuanto al papel asignado a Cristina Fernández es evidente que también debe ser valorado en el marco del proceso que la tuvo como jefa de una asociación ilícita”.

Asimismo, Casanello destacó en su resolución que “la causa de la asociación ilícita se remonta a 2008, por lo que las reglas de la conexidad tanto en lo material como en lo cronológico la ubican como aquella donde debe confluir el resto; incluso aquella cuenta con un equipo de fiscales mientras que aquí el Dr. Marijuan actúa en soledad”.

Finalmente al referirse al pedido de indagatoria a Cristina Kirchner hecho por el fiscal Marijuan en la causa por la ruta del dinero K, Casanello señaló que el análisis acerca de la procedencia de esa petición corresponde que “sea efectuado por el juez que entenderá en el caso”, que es quien está “en mejores condiciones de determinar el rol que eventualmente pudo haberle cabido a la ex primera mandataria en la integralidad de las maniobras ventiladas”.

Según describe Casanello, citando a la Cámara Federal, hay dos etapas en el derrotero criminal: una es la de generación del dinero, conductas investigadas en las causas de “Obras Públicas” y asociación ilícita; y la otra es la de los “retornos” en la que los empresarios favorecidos le devolvían fondos a los Kirchner, hechos que son parte de las causas Los Sauces y Hotesur.

El triángulo se completa con el expediente de la ruta del dinero K, en el que la maniobra consistía en fugar dinero negro al exterior, atesorarlo en sociedades y cuentas off shore, y reingresarlo al país ya “lavado” a través de la compra de títulos de deuda de la Argentina.

Fuente: www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments