Inicio latinoamerica Golpistas no están gobernando sino vendiendo Brasil, acusa Lula

Golpistas no están gobernando sino vendiendo Brasil, acusa Lula

Compartir

Brasilia, 25 ago (PL) El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva denunció hoy que el gobierno golpista de Michel Temer no está gobernando Brasil, sino mercantilizando y vendiendo al país como si fueran agentes inmobiliarios.

Lula asistió este mediodía a un acto en defensa de las industrias naval y petrolífera en el municipio de Ipojuca, Pernambuco, y fue acompañado en la tribuna por la depuesta mandataria constitucional Dilma Rousseff, quien lo precedió en el uso de la palabra.

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) remarcó que es por incompetencia y por no saber qué hacer con la economía que el actual gobierno está vendiendo ‘todo lo que no es de ellos, sino que es un patrimonio construido a lo largo de muchos años por el pueblo brasileño’.

Quieren destruir a Petrobras, porque esta empresa significa soberanía nacional y desarrollo industrial, alertó. Sin embargo, dijo, nadie se tiene que desanimar. Hay que organizarse, salir a las calles y exigir respeto a nuestras conquistas, instó.

Lula recordó que el gobierno golpista de Temer quiso responsabilizar a Dilma por la presunta desgracia de Brasil; pero ahora hay una verdadera desgracia y mucho mayor, subrayó.

Quienes antes golpearon cazuelas para derrumbar a Dilma, ahora se golpean la cabeza porque este gobierno está destruyendo al país, reiteró.

En opinión del exdignatario, la solución para los graves problemas por los que atraviesa hoy Brasil está en elegir un presidente con credibilidad, que tenga confianza en el pueblo y no tema salir a las calles para discutir cualquier tema con éste.

Yo tengo paciencia. No sé qué sucederá conmigo en el futuro; pero ellos sí saben que tienen un torneo-mecánico que ya probó que la solución está en los pobres y no en los banqueros, los grandes empresarios, ni en la subordinación a los intereses de Estados Unidos y Europa, advirtió.

‘Es gravísimo lo que este gobierno está haciendo’ coincidió en valorar Dilma Rousseff, quien señaló que el impeachment sin delito de responsabilidad del cual fue víctima constituyó solo el acto que puso en marcha el golpe contra la democracia.

En ese sentido, alertó que ahora harán todo cuanto esté a su alcance para impedir que en 2018 se respete el voto popular. Para ello, dijo, usarán dos pesos y dos medidas, con el propósito de evitar que ganemos de nuevo las elecciones con Lula.

Dilma llamó a resistir y pensar que si una vez fuimos capaces de probar que se podía, ahora podemos volver a cambiar las cosas. Que la resistencia se transforme en victoria, porque la democracia nos interesa, concluyó.

La estancia de Lula en Pernambuco se extenderá hasta mañana, cuando recorrerá el barrio Brasilia Teimosa, un proyecto impulsado por su gobierno y que permitió eliminar mil 864 viviendas rústicas construidas sobre pilotes y sin las más mínimas condiciones higiénicas y reemplazarlas por más de cuatro mil 500 unidades habitacionales.

En sus 20 días de marcha por el Nordeste brasileño, la Caravana de la Esperanza visitará 25 ciudades de los estados de Bahía, Sergipe, Alagoas, Pernambuco, Piauí, Paraíba, Río Grande del Norte, Ceará y Maranhao, en los cuales se concentra aproximadamente un cuarto de la población del país.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments