¿Qué va a pasar el lunes con la economía?

Los primeros desafíos son el dólar y las tasas. El Gobierno anunciará la suba de jubilaciones.

El dólar a 18 incluye que ganemos o perdamos por dos puntos”, diagnostica uno de los máximos responsables de la economía en la Casa Rosada. “Se equivocan, la suba del dólar no está relacionada con la elección, es otra cosa”, retrucan desde el Instituto Patria, la sede de la campaña de Cristina Kirchner. Es el corazón de la gran duda: ¿qué pasará con la economía el lunes, después que se conozca el resultado electoral? Tipo de cambio, tasas de interés, actos de gestión y hasta la suba de jubilaciones se mezclarán en un coctail que podría no ser apto para cardíacos.

Empecemos por el dólar, el tema que más urge en estas horas.“Estamos muy tranquilos, relajados”, señalan en el Banco Central. Están seguros de que no habrá saltos cambiarios el lunes. “El tema dólar está acotado, encapsulado, no se traspasa a otras variables”, insisten.

La explicación del equipo del BCRA es que en las dos últimas semanas vendieron US$1.500 millones de reservas, “que eran los dólares que en ese mismo período le compramos al Tesoro”. Y hasta dicen que sería bueno que lo haya absorbido el mercado, porque así “se evita presión sobre las metas de emisión monetaria”.

“Y tenemos US$ 2.000 millones más, de créditos que tomamos, para venderle al Central”, añaden desde la Casa Rosada, como mostrando qué tipo de munición tienen en la recámara. “Y están también los dólares del campo, que en algún momento se liquidarán”, añaden.

Para el Central, el tema tiene un costado adicional. El martes, 48 horas después de las PASO, vencen $ 535.000 millones de Lebacs. Si, leyó bien, medio billón de pesos. Algunos operadores financieros señalan que ese día el BCRA tendría que subir las tasas de interés para evitar fuga de parte de esos fondos al mercado cambiario, poniendo más presión a la cotización. “No estamos viendo ruido con este tema -buscan tranquilizar en el Central-. Si hubiera presión del mercado por una suba de tasas tendríamos que haber notado movimientos en el mercado secundario de Lebacs, y no los hubo. De hecho vendimos todos los días Lebacs porque había demanda. Hoy (por ayer) colocamos $ 5.000 millones más”.

 

La interpretación del Gobierno es que la disparada del dólar comenzó cuando Cristina Kirchner oficializó su candidatura a senadora. “Eso generó inquietud en los inversores”, es la lectura de los funcionarios. Pero, claro, no la de los economistas de la ex presidenta.

“El tipo de cambio no está asociado a la elección”, dicen los máximos asesores kirchneristas. Ellos tienen una interpretación diferente, que fue una decisión del propio Gobierno. “Querían darle una suba del tipo de cambio a los sojeros, que no les estaban liquidando divisas suficientes, y nosotros sabemos cómo pesa eso”, dicen quienes estuvieron en el ministerio de Economía en la última gestión. Según esta mirada, Mauricio Macri buscaba darle un tipo de cambio mejor antes de la Exposición Rural (“la alternativa era bajar más las retenciones a la soja”, dicen). Pero que el tema se disparó de las manos porque el discurso oficial era que el tipo de cambio es libre y que, por tanto, no hubo señales claras al mercado.

Puede ser que en el Banco Central estén preocupados por la causa del Dólar Futuro, en la que se juzga que intentar controlar el tipo de cambio es un delito, y que por eso no hablen con más claridad sobre el tema”, dicen con ironía en ese entorno K. “A eso se suma la contradicción de venir sosteniendo que el valor del dólar lo fija el mercado, que es totalmente libre, y de pronto mandar al Bapro y al Nación a operar, para tener que terminar diciendo que era el Central. Todo muy confuso, y eso agregó incertidumbre, por eso los saltos de los últimos días”.

Con ese análisis, claro, no creen que un triunfo (o derrota) de Cristina pueda mover el dólar el lunes. Aunque tienen encuestas que les dicen que la ex presidenta está 8 puntos por arriba de la fórmula de Cambiemos. Y también otras que dan ganador al oficialismo por poco, dice un alto asesor K mientras aprovecha el viernes de veda para jugar con sus hijos.

 

En la misma tarea de atender a sus pequeños encuentra este cronista a uno de los estrategas clave de María Eugenia Vidal.“Nuestras encuestas dan dos puntos arriba a uno o a otro,sigue el empate técnico, la diferencia que hay entre unos y otros es casi equivalente al error posible de las encuestas”, añade.

Ese es el margen que analizan en la Casa Rosada, sobre todo después del movimiento de ayer en el mercado, con menos presión sobre el dólar y mas demanda de acciones. “Es que los operadores financieros nos dicen que el precio de $18 absorbe tanto que ganemos por 2 puntos como que perdamos por ese porcentaje; si la elección está en esos valores no deberíamos esperar ningún salto”.

-¿Y si es más la diferencia?, fue la pregunta obvia.

-Si Cristina ganara por más de 2 puntos, podría haber alguna presión adicional. Y si nosotros sacáramos mas de esa diferencia, también podría haber una baja, fue la respuesta.

El arranque del dólar el lunes y la renovación de las Lebacs el martes son, entonces, la agenda más gruesa de la economía post PASO. Pero no la única. La suba de las jubilaciones será clave.

El tema se discutió en una reunión en la Jefatura de Gabinete con la cúpula de la ANSeS esta semana. Los cálculos para la suba de los haberes jubilatorios, que se hacen con una fórmula fijada por ley, y que regirán desde el 1° de setiembre, ya están hechos. “Pero nos pareció de mal gusto anunciarlos a días de las elecciones”,dice una fuente de la Casa Rosada. “El Presidente decidió ser él en persona que lo diga”, añade otra fuente. El propio Mauricio Macri ya tiró una pista sobre el monto: será más del 10%, por arriba de la inflación acumulada en el semestre. Y el anuncio se haría martes o miércoles.

 

“Pero además todos tenemos agendadas muchas reuniones de gestión, para compensar los días de campaña, y puede haber más anuncios”, cuenta un funcionarios oficialista. Eso se discutió en el almuerzo de ayer entre María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Marcos Peña donde también se analizó, claro, el cierre de la campaña.

“El hecho más impactante del cierre fue el cruce de María Eugenia con Brancatelli”, dice uno de los analistas que más escucha Peña. “Se enojó, se emocionó, tiró cifras, todo; tuvo todos los registros”, señala. ¿Alcanzará para compensar los furcios de Esteban Bullrich?, se preguntaban ayer en esos círculos de la Casa Rosada.

¿Qué otras cosas pondrá el Gobierno sobre la mesa post-PASO? Los créditos de la ANSeS son una herramienta de peso. Cada días se entregan 30.000, por $ 500 millones. Se otorgaron 257.000 y hay 600.000 ya en lista de espera. “Es mucha plata que va al consumo”, dicen.

Los datos de empleo de junio, con más recuperación de puestos de trabajo, son otro de los temas que intentarán meter en la agenda.

Pero antes habrá que pasar el trago del domingo, claro.

https://www.clarin.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.