Con una “teteada” en la puerta del hospital cerraron la semana de la lactancia materna

El grupo de apoyo a la Lactancia Materna del Hospital Centenario completó siete días llenos de actividades y expandió la cobertura de uno de los derechos fundamentales de la niñez.

Con el propósito de cubrir a la mayor cantidad de población, el Hospital Centenario hizo foco en el lema que presentó la Semana Mundial de la Lactancia Materna: “Sosteniendo la lactancia materna: unidos por el bien común, sin conflictos de Intereses”, con el convencimiento que esta práctica incluye a todos, en tanto sujetos sociales.

Soledad Bettendorff, una de sus integrantes del grupo de apoyo, destacó el hecho de que la actividad se haya realizado en el Hospital Centenario. “Es un marco importante, porque venimos hace un tiempo trabajando y promocionando la lactancia desde espacios personales e individuales. Y es necesario hacerlo en este contexto, porque participan las madres que vienen a dar la teta, las que pasan por maternidad o las que vienen a vacunar a sus hijos”.

“Usualmente, una mujer que tiene la necesidad de contactar a una puericultora o asesora en lactancia tiene las herramientas para hacerlo. Sin embargo, en el hospital logramos que las madres que se acercan, después compartan esta experiencia en su barrio con otras madres”, indicó Bettendorff, al tiempo que remarcó que “este servicio deja de ser para pocos” y “pasa a ser para todos por igual, incluyendo también estudiantes de Enfermería, Nutrición u Obstetricia, que están formándose en el apoyo y promoción de la lactancia materna”.

Por otro lado, María Eugenia, una de las participantes de la “teteada” en la puerta del nosocomio, calificó la iniciativa como “hermosa” y agradeció al grupo por convocarla y enseñarle la importancia de dar la teta a sus hijos. Asimismo, la Mamá de Kaia opinó que “no sólo es bueno informar a las madres, sino también a los profesionales para que transmitan lo bueno que es amamantar”, ya que “la naturaleza nos dotó de dos glándulas preparadas para alimentar, sin importar si son grandes o chicas, todas podemos”.

Vínculo de amor

El vínculo entre el lactante y su madre posee una influencia determinante y mutua: la lactancia es necesaria para establecer esa unión y, a su vez, el vínculo contribuye al establecimiento de la lactancia, según explicó la psicóloga Fernanda González al iniciar su exposición en el auditorio del Hospital Bicentenario.

La relación madre e hijo se da “desde el momento que una mujer se piensa o desea un embarazo, y se va ir desarrollando durante la gestación, con dos momentos muy importantes: el parto y post parto”, explicó la profesional.

“En psicología se dice que hay un anidamiento psíquico del hijo y, al sentir los movimientos, la futura mamá va conformando una representación simbólica del bebé. Eso se llama apego y, en la medida que haya sido seguro, le dará fortaleza al bebé para su propia autonomía, y a la mamá le proporciona confianza para la crianza”, agregó González, quien, por último, dejó claro que “dar el pecho no sólo es amamantar o alimentar, es transmitir amor, cariño, cuidado, que son indispensables desde lo humano y sirven para establecer un ámbito de crianza sana del niño”.

http://www.eldiaonline.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.