Inicio Mr.Bond Verónica Magario: De la rapiña de Montoneros a la Triple A de...

Verónica Magario: De la rapiña de Montoneros a la Triple A de Luis Guillón ( El día que CFK le dijo tilinga)

Compartir

 

“Fernando, decile a loa tilinga de la Magario que la jefa sigo siendo yo, y que no se robe ls fondos de La Matanza como el padre se quedó con la bolsa de la M”…

 
Traduciendo al español básico. “La bolsa” se refriere a la caja y la “M” es como llamaban los militantes de los 70 a los “Montoneros” (así como “los perros” se les decía al PRT-ERP).
El padre de la intendenta de La Matanza fue en aquellos años encargado de finanzas de Montoneros y la historia cuenta que cuando la organización se replegó después de la segunda ofensiva tras el acuerdo de Firmenich con el almirante Massera, Raúl Magario -padre de la ”tilinga”- desapareció aduciendo problemas de salúd y se quedó con una cantidad de dinero que tenía en custodia, hasta que reapareció bien entrado el gobierno de Raúl Alfonsín y con sus líderes en retirada y fuera de circulación.

magario cfo espinoza
La bolsa que se llevó Raúl Magario quedó en su bolsillo sin nadie que la reclame ni siquiera por las armas.
La familia se radicó en La Matanza y como la militancia era un buen trabajo para mantener un holgado nivel de vida, los Magario siguieron con su afición por las armas aunque para Raúl como para Verónica daba lo mismo la izquierda, la derecha, el narcotráfico, el “pirataje” del asfalto o cualquier modalidad delictiva.
El Coti Nosiglia fue el primero en detectar a mediados de los 70 que los cuadros militares de los Montoneros se habían volcado a loa delincuencia común, aprovechando que conocían a la perfección cómo el antiguo terrorismo podía convivir en el ámbito del crimen organizado y las mafias (mafia política sobre todo) casi con los mismos códigos.

 

veronicamagarioPlotea los patrulleros que le da la Provincia , para decir que los compro el municipio

 

Por caso, hace más de 10 años Néstor Kirchner decidió que precisaba una señal de cable y la más sencilla de conseguir era la C5N de Daniel Hadad.
Que el “turquito” no quisiera vender su cable era lo de menos. Hadad tenía “mano de obra” pesada para trabajos menores y medianos, pero su primer encuentro con la verdad fue cuando quiso destronar a un capitalista de juego clandestino en Pilar. El tipo le demostró quien la tenia más grande. Hizo entrar al colegio de su hija Felicitas a un fotógrafo que le sacó una placa en primer plano a la niñita… mostrando que había burlado toda la custodia de Danelito. Si podía sacarle una foto… podía más.
Hadad no quería saber nada con vender C5N, y ahí entró en acción una banda pesada de Luis Guillón, amiga de los Magario.
Cuando Hadad festejaba el cumpleaños de su mujer en un restó cercano a Pilar, un grupo armado formó un convoy y baleó los ventanales del lugar de tal forma de amedrentar a los comensales sin herir a nadie. “El primero te lo regalo, el segundo te lo vendo” cantaba una banda de rock local. O sea, esta vez no lastimo a nadie… pero si no vendes la segunda sale con sangre.
La banda de la localidad de Luis Guillón vinculada a los Magario logró su objetivo y por los próximos años La Matanza tuvo lugares de privilegio en la señal del nuevo dueño, Cristóbal López.

 

magario trucha
Verónica se hizo Intendenta, su lazarillo Fernando Espinoza la vió crecer ya indomable y con aspiraciones ilimitadas y hasta le llegó a Cristina Fernández el aviso que Magaqrio iba por todo. La gobernación primero, las Presidenciables después.
Tiene un distrito enorme (y enormemente pobre), bandas armadas como esa Triple A de Luis Guillón y ambiciones descontroladas.
La dio por muerta a Cristina cuando aún respiraba y algunos mensajes entre ellos que no conocemos pero intuimos hizo que la viuda de Néstor le enviara el mensaje con que encabezamos este informe:
“Fernando, decile a la tilinga de la Magario que la jefa sigo siendo yo”. Suponemos que el lazarillo de la peluca eternamente negra llevó el mensaje a destino,

Por Jorge D. Boimvaser

 

TEMAS RELACIONADOS

 

Crecen en La Matanza las sospechas por una “caja paralela” de Verónica Magario

 

Verónica Magario: montoneros, millones y familia

 

CON BARRO, PERO CARTELES LED, GESTION MAGARIO … EL ASFALTO K

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments