La autopsia confirmó que Anahí Benítez fue enterrada viva

Lo confirmó el abogado de Marcos Bazán, el único detenido por el crimen. Sufrió asfixia y tenía “tierra en la boca”.

Anahí Benítez fue enterrada viva, confirmó la autopsia hecha del cuerpo de la joven de 16 años que fue hallado en la reserva natural Santa Catalina, en Lomas de Zamora. Así lo indicó Lucio de la Rosa, abogado de Marcos Esteban Bazán, el principal acusado y único detenido por el brutal femicidio.

“Lo que dice la autopsia es que recibió algunos golpes, que perdió la consciencia. Habla de una serie de punzadas que tienen dos centímetros de profundidad. Además, señala que la muerte se pudo haber producido por asfixia, es decir que cuando la enterraron tenía pérdida de conocimiento, pero no que había fallecido antes”, aseguró el defensor de Bazán, quien vive a 300 metros del lugar donde apareció el cadáver.

El representante legal de Bazán precisó, según lo reproducido por Todo Noticias, que el estudio forense hace referencias a lesiones y a “un estado de inconsciencia en el momento en el que fue enterrada”. También agregó que tiene hematomas y que tenía “tierra en la boca”. “Se puede inferir entonces que murió enterrada, es decir que tenía conocimiento en ese momento”, determinó.

Los investigadores llegaron al sospechoso por medio de perros rastreadores, quienes hallaron en la precaria vivienda pegada a la estación de tren Santa Catalina cabellos, manchas de sangre, restos de comida similares a los encontrados en el estómago de la chica durante las pericias, ropa de mujer y una tijera con el nombre de la víctima. Además, en el diario íntimo de Anahí la casa de Bazán estaba descripta con detalles.

Ayer, Bazán fue indagado por la jueza a cargo del caso durante la tarde-noche. En su declaración, el hombre de 34 años aseguró que el domingo, antes de la aparición del cuerpo, vio cerca de su casa caminar a un “hombre encapuchado”. El acusado presentó un mapa de la Reserva Santa Catalina, donde encontraron muerta a la chica. Explicó que es una zona de fácil acceso, que cualquiera puede ingresar y señaló que su casa “no tiene candado en la puerta”.

El detenido trabaja como personal de seguridad en el Hospital Gandulfo, aportó una lista de testigos, entre los que estaban su novia, amigos y su mamá, y que pueden confirmar que los días de la aparición de Anahí estuvieron con él. Mientras tanto, sobre los pelos hallados en el piso de su casa, Bazán apuntó a que serían de su novia, ya que pasa varios días con ella. Por eso, pidió que le tomen muestras para compararlos.

También señaló que, como tiene muchos animales, la sangre recogida en su vivienda podría ser de ellos. Consultado sobre la comida que le encontraron en la autopsia a Anahí, y que coinciden con los encontrados en su casa, Bazán aseguró que tiene ese alimento para darle a sus mascotas.

http://www.diarioveloz.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.