Inicio Salud y Belleza Lanzan el Viagra en forma de crema para la disfunción y apta...

Lanzan el Viagra en forma de crema para la disfunción y apta para cardíacos

Compartir

Se aplica por goteo en el meato urinario. En el país, hay 2,5 millones de hombres con problemas de erección.

En los últimos años, con la aparición de nuevas drogas para los hombres, drogas que se hicieron masivas, el tema de la disfunción eréctil se corrió bastante del terreno del tabú. “Hoy en día cualquier hombre, aún joven, cuenta que se tomó un Viagra sin ninguna vergüenza”, afirma el doctor Adolfo Casabé, médico urólogo encargado del sector de Medicina Sexual Masculina del hospital Durand.

Y aporta un dato fundamental: se estima que en promedio la disfunción eréctil afecta a más del 30% de los mayores de 50 años. Según esa estimación, en Argentina alcanzaría a unos 2,5 millones de hombres, de ese rango etario.

Sin embargo, la famosa pastilla azul, si bien tiene un alto grado de seguridad y revolucionó el mercado, no está permitida para algunos pacientes coronarios. También hay algunos hombres que prefieren no tomar una pastilla oral, porque no se animan o tienen miedo.

El laboratorio Ferring acaba de lanzar al mercado un nuevo tratamiento, que consiste en una crema tópica que en un lapso de 5 minutos a media hora logra una erección. “Es una solución fácil de aplicar, la vía es el meato uretral y tiene un efecto local.

En los ensayos clínicos que realizamos, se vio una respuesta positiva en el 95% de los casos, logrando una erección de entre una hora y hora y media”, explicó el doctor Ignacio Moncada, jefe de Urología del Hospital Universitario de La Zarzuela de Madrid.

El especialista destaca la ventaja de que sea de uso tópico y no actúe sistémicamente. Sobre todo teniendo en cuenta la estrecha vinculación que hay entre disfunción eréctil y enfermedad cardiovascular. No hay en el mercado un producto de este tipo.

“Lo interesante de este producto es que al ser de acción local, es una opción para las personas que tienen contraindicados los fármacos locales. Es una herramienta más de tratamiento”, explica el doctor Gustavo Rodríguez Baigorri, urólogo del Departamento de Sexología del Hospital Tornú. “Afortunadamente este ya no es un tema tabú. Y la población va tomando conciencia que la disfunción eréctil es un marcador precoz de enfermedad cardiovascular subyacente. Por lo tanto, un paciente con disfunción eréctil hoy es un paciente coronario a futuro”, agrega.

Los médicos insisten en que la disfunción eréctil no debe ser vista únicamente desde el punto de vista sexual. “Muchas veces es síntoma de otra enfermedad sistémica. Hay un gran número de pacientes que fueron diagnosticados de diabetes y llegaron al consultorio por una disfunción eréctil. También hay una fuerte vinculación entre disfunción eréctil y enfermedad cardiovascular”, advierte Casabé.

De allí, la importancia de tomar a la disfunción eréctil como un tema médico. Un estudio reciente, publicado en el Journal of Sexual Medicine, estudió 536 hombres, de los cuales 42 por ciento (jóvenes y mayores) presentó algún grado disfunción eréctil. De ese total, sólo el 16% tenía diagnóstico. Y sólo 22% estaba con algún tipo de tratamiento, ya sea indicado por un médico o automedicado.

“Uno de los problemas que hay sobre la disfunción eréctil es que ni los médicos le preguntan al paciente por su sexualidad, ni los pacientes hablan del tema con el médico. El médico es la vía normal para hablar del tema, más allá de la especialidad que tenga”, advierte el doctor Casabé. Para que exista una disfunción, explica el especialista, se deben dar tres meses seguidos con problemas de erección.

Sin embargo, Casabé advierte: “El que toma viagra algún tipo de dificultad tiene”, dice, en referencia al uso supuestamente recreativo que hacen los jóvenes del viagra. Es que la disfunción eréctil no es un problema exclusivo de los hombres mayores. Un estudio publicado este año en el Sexual Medical Review, estableció que el 30% de los menores de 40 años tiene algún grado de disfunción eréctil.

Los hombres, dice el doctor Rodríguez Tornú, “somos grandes probadores de nuevas propuestas y en general prefieren probar antes que ir al médico”. En el caso del Alprostadil, la crema tópica, se consigue por un precio de 560 pesos, y contiene dos dosis. Algunos datos sobre el mercado de este tipo de productos: en 2014 se comercializaron en Argentina 35,2 millones de pastillas de sildenafil, vardenafil y tadalafil ( las tres marcas de viagra que se consiguen en el mercado).
La prevalencia de la disfunción eréctil aumenta con la edad: el 30-35% de los pacientes no responden o están insatisfechos con la respuesta a los fármacos orales, según un estudio de 2012.

(Fuente Clarín)

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments