Inicio Economía Se realizó el “bananazo” en Plaza de Mayo y regalaron toneladas de...

Se realizó el “bananazo” en Plaza de Mayo y regalaron toneladas de esa fruta

Compartir

Productores de Formosa, Salta y Jujuy viajaron más de 1.500 kilómetros para regalar 30.000 kilos de fruta, en una protesta contra las políticas económicas del gobierno de Macri. Están en situación de quiebra y cuestionan la falta de límites a las importaciones

La producción bananera en la Argentina forma parte de las economías regionales del país. En los últimos meses se encuentra en una profunda crisis y la política del Gobierno nacional perjudica al sector.

Por eso, productores de Salta, Jujuy y Formosa llevaron a cabo hoy un “bananazo” en Plaza de Mayo para protestar por la crítica situación a raíz de la importación “indiscriminada”. Durante la jornada, regalaron unos 30.000 kilos de bananas para que se visibilice la problemática y los reciba el Presidente Mauricio Macri.

Los productores reclaman la asistencia del Gobierno para intentar revertir el panorama complicado que enfrenta al mercado interno a raíz del ingreso desde otros países de productos a muy bajo precio.

La banana es la fruta que más se consume en la Argentina. Desde la Federación Agraria precisaron a diario Hoy que la demanda de la población alcanza las 450.000 toneladas anuales. En nuestro país, unos mil pequeños productores pueden cultivar un 25 por ciento de esa cantidad, pero la falta de una política agropecuaria integral y la ausencia de controles en las importaciones pusieron al sector al borde de la desaparición, afectando a unos 3.000 trabajadores.

El director de la Federación Agraria Argentina (FAA) de Formosa, Pánfilo Ayala, habló con este medio y dijo que “la protesta fue decidida junto con productores de Salta y Jujuy para proteger la comercialización de bananas producidas en el país y en reclamo de la aplicación de políticas diferenciadas para economías regionales”. El dirigente agropecuario se mostró preocupado ya que, según detalló, “en los últimos meses se incrementó el ingreso masivo de bananas desde Bolivia, Paraguay, Brasil y Ecuador y estamos acorralados. Nos dejaron al borde de la desaparición. De tener hace 20 años cerca de 18.000 hectáreas cultivadas, en la actualidad no llegamos a 5.000”.

Sin audiencia con el Gobierno

“La producción nacional es estacional. Va de mayo a diciembre. Y nosotros lo que pretendemos es que el Estado le dé un cupo a esto y que importe solo lo que necesita”, agregó Ayala.

“Por la sobreoferta, los compradores ofrecen pagar $1 o $1,50 el kilo de banana verde en las chacras. Lo que pretendemos es que sea por lo menos a $5. Que se garantice un precio mínimo de sostén”, explicó, para luego indicar: “Las pérdidas son millonarias y el pequeño productor no podrá afrontar los gastos de la próxima campaña”.

Con respecto a las respuestas desde el Gobierno nacional, Ayala puntualizó que “fue girado un pedido de audiencia a autoridades. Queremos informarles directamente cuál es la situación del productor bananero y cómo incide en nuestras vidas el ingreso de banana extranjera, pero hasta el momento no tuvimos respuestas”.

“Nos están haciendo desaparecer como sujetos agrarios y nosotros queremos seguir siendo hombres de campo y desarrollarnos como cualquier otro trabajador en nuestra chacra”, manifestó. Cabe destacar que el cultivo de banana mueve toda la economía de los pueblos del interior de Formosa, Salta y Jujuy.

Los daños sociales por falta de planificación

El presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Hortalizas de Salta, José Luis Checa, le explicó a este medio que “la situación no da para más” y señaló que “las medidas políticas que se llevan a cabo son tibias y no nos acompañan”.

Checa manifestó que “hay un problema de exceso de bananas y por esto la venta está paralizada desde hace seis meses”, aunque en la mayoría de las verdulerías de Capital Federal se vende a 25 pesos el kilo.

Para el dirigente, la gran oferta y el ingreso de bananas de otros países como Paraguay y Bolivia a un “precio menor” afectan las ventas de los productores nacionales. “Queremos que se acomoden los volúmenes para que podamos vender las nuestras y, si hay que tirar bananas, que sean las de afuera”, sostuvo.

“Necesitamos que el Gobierno cambie la forma de ver las economías regionales. Es que cuando les va mal, la mano de obra desocupada se muda a las villas de los centros urbanos o, en las provincias fronterizas, se vuelcan al contrabando y a la venta de drogas”, dijo Checa.

Finalmente, concluyó: “El sistema político argentino tiene que entender que hay que proteger, como lo hacen Estados Unidos y los países europeos, a sus productores. No se dan cuenta del daño social que causan por no tener una planificación adecuada”.

Una producción que genera mucha mano de obra

Eliseo Rovetto es el secretario de Economías Regionales de la Federación Agraria Argentina. Ayer, en diálogo con este medio, se refirió al “bananazo” que tendrá lugar hoy en Plaza de Mayo.

“Lo que le pedimos al gobierno de Macri es sencillo: que baje la cantidad de ingreso de banana extranjera en los cuatro meses principales de cosecha de nuestra producción, que van desde junio a septiembre, y que el Estado nos compre la producción para los comedores escolares”, sintetizó Rovetto.

Además de la falta de restricción del ingreso de banana, principalmente desde Bolivia y Paraguay, hay otro problema. “A ellos no le piden los requisitos que a nosotros sí, es decir, cajones únicos y descartables aprobados por Senasa, y después vemos que desde el extranjero vienen con cajones reciclables”, explicó el dirigente.

Rovetto agregó que “también pedimos un precio mínimo sostén y que se fomente el arraigo a la tierra, ya que se ha cerrado un 75 por ciento de las chacras”.

La producción de banana genera gran cantidad de mano de obra. Cada hectárea necesita al menos diez trabajadores, los cuales tienen que cortar los trozos de bananas en verde y llevarlos hasta una sala de maduración. Luego, a los siete días, los embaladores acomodan la fruta en los cajones y los cargan en los camiones para ser llevados a los puntos de venta. “Es una cadena importante de obreros”, sostuvo Rovetto.

Números de una preocupante problemática

– 450.000

Las toneladas que se consumen anualmente en la Argentina

– 4 países

De donde provienen las bananas: Ecuador, Brasil, Bolivia y Paraguay

– 75%

Las chacras que cultivaban bananas y que cerraron en el norte de nuestro país

– $1

Lo que le quieren pagar a los productores argentinos por kilo de banana verde

– $25

El valor por kilogramo con el que se comercializa en los supermercados

– 3.000

Los trabajadores al borde del desempleo por la falta de políticas proteccionistas

http://diariohoy.net/

Print Friendly, PDF & Email

Comments