El Nación intenta aliviar el impacto de la suba del dólar sobre créditos hipotecarios

Más de 10.000 de sus clientes tenían créditos indexados por UVA preacordados y la suba del dólar les encareció las propiedades. Podrán pagar cuotas de hasta el 30% de sus ingresos, en lugar del 25% previo. El plazo máximo se extenderá de 30 a 40 años. Además, crearon un seguro de cambio

El Banco Nación (BNA) saldrá en ayuda de unos 14.000 de sus clientes que habían tramitado créditos hipotecarios UVA y estaban a punto de comprar una propiedad pero se encontraron con que el monto otorgado ya no les alcanzaba a cubrir el valor en dólares de la operación. Detrás del problema está un mercado de créditos hipotecarios en pesos que financia la compra de propiedades que están valuadas en dólares en medio de meses de fuertes subas de la divisa.

Según detalló el BNA en un comunicado, para esos clientes que quedaron en medio de la escalada cambiaria mientras intentaban comprar una vivienda con créditos ya acordados, ofrecerá la posibilidad de elevar el límite máximo de la relación cuota versus ingreso, hoy establecido en el 25% del sueldo, al 30%. También amplió el plazo máximo de dichos préstamos de 30 a 40 años.

Al permitir que se pague una cuota más alta y que se pacte un plazo mayor, el Nación busca que los tomadores de créditos puedan acceder a montos mayores que ayuden a concretar las compras que se dificultaron por el avance de la divisa.

Desde su mínimo de abril último el dólar subió casi 16%. Para aquellos que tramitaron un crédito, con tanta mala suerte de hacerlo en el piso de la divisa, eso implica que para comprar la propiedad necesitan hoy $ 160.000 más por cada millón de pesos que se les había adjudicado en un principio. Esto es porque entre el momento en que se fija el monto a prestar y la concreción de la compra puede pasar un mes o más. Además, como los créditos UVA financian entre el 75% y el 80% de la propiedad, si no tenían dólares para pagar la porción restante los compradores necesitan cubrir también esa otra diferencia.

Según fuentes allegadas a la entidad, entre la ampliación del tope a la relación cuota/salario y la extensión de plazo se puede aumentar más de un 30% el monto prestable.

Además de ofrecer estas alternativas a quienes ya tramitaron el crédito y están por firmar las escrituras, el Nación ofrecerá a quienes todavía no tienen el crédito acordado cubrirse de nuevos movimientos del dólar como el de los últimos meses. Para eso, ofrecerá la “opción de acceder a un seguro de tipo de cambio durante el período de vigencia del preacuerdo del préstamo hipotecario”, detalló la entidad conducida por Javier González Fraga. “Así, en caso de aumentar el tipo de cambio al momento de la escrituración, el cliente recibirá los pesos preacordados en el préstamo hipotecario; más los pesos que sean necesarios para acceder a igual cantidad de dólares que los que habría podido obtener al momento del preacuerdo”, agregó.

Este seguro costaría alrededor del 2% del monto del crédito. Serían unos $ 20.000 extra por cada millón a pagar cuando se desembolsa el crédito.

La posibilidad voluntaria de subir el tope a las cuotas y ampliar el plazo de los créditos rige desde hoy, pero para todos los que tomaron créditos hipotecarios ajustados por UVA del Banco Nación en los últimos meses. El seguro de cambio llega tarde para los créditos ya preacordados, pero no para nuevos.

Hasta ahora, sólo el Nación reaccionó a la suba del dólar de los alrededor de 15 bancos que ofrecen hipotecarios UVA.

La unidad de valor adquisitivo (UVA) permite que los créditos hipotecarios sean accesibles para personas de ingresos más bajos que los requeridos para un crédito a tasa fija, porque estos últimos necesitan acortar plazos y cobrar cuotas muy altas para cubrir la licuación sufrirán en el futuro por efecto de la inflación. En cambio, las cuotas iniciales de los préstamos UVA son más bajas y, luego, ajustan por CER.

Por lo mismo, la UVA permite además que los montos otorgados sean mayores. El modelo fue tomado de Chile, donde es muy exitoso el uso de las unidades funcionales (UF) y tras décadas de existencia de ese mecanismo las propiedades se valúan en UF.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.