Intiman a Flor K a pagar una deuda de expensas y ella culpa a la Justicia

La hija de la ex mandataria mantiene una importante deuda con el consorcio del departamento en el que vive con su pequeña hija, sin embargo, desde su entorno afirman que la joven no puede pagar por el embargo trabado por la Justicia.

El juez Claudio Bonadio, titular de la causa que investiga a la inmobiliaria Los Sauces, propiedad de la familia Kirchner, intimó ayer a Florencia para que pague una deuda de alrededor de 44 mil pesos, que mantiene en concepto de expensas.

El departamento en cuestión está ubicado en el barrio porteño de Monserrat y es el mismo en el que la joven vive con su hija Elena. El mismo pertenece a la sociedad Los Sauces, actualmente intervenida por la Justicia.

La deuda fue pagada por el interventor judicial nombrado por la Justicia, después de que el consorcio del edificio haya presentado un reclamo a la inmobiliaria. A raíz de esto fue que Bonadio le solicitó a la joven que se haga cargo de la deuda.

Sin embargo, gente del entorno de Florencia culparon a la Justicia por la situación. Según explicaron, ella no puede pagar las expensas desde el año anterior debido al embargo de los fondos de Los Sauces, alrededor de 100 millones de pesos, y de su sueldo.

Por otro lado, también consideraron que Bonadio no debería pedir dinero extra a Florencia ya que el pago de la deuda se realizó con dinero de los alquileres manejados por Los Sauces. Por lo tanto, el interventor habría utilizado fondos de la joven.

La deuda es de un total de 43.979,05 y en caso de que no la pague podrían iniciarle una acción de desalojo. En cuanto a la inmobiliaria dueña del inmueble, se trata de una empresa de la que son accionistas la ex presidenta y sus dos hijos, Máximo y Florencia.

Tanto el departamento de Monserrat y la casa que habita Cristina en Río Gallegos son propiedad de Los Sauces, actualmente intervenida judicialmente. No obstante, madre e hija tienen “comodatos de facto de plazo indeterminado” que les permiten vivir allí. Sin embargo, el magistrado podría disponer el fin del préstamo si no se acredita el pago de los gastos ordinarios.

Por lo tanto, la deuda con el consorcio del departamento ya fue saldada por el interventor judicial. La posibilidad de desalojo tiene que ver con el comodato que habilita a Cristina y a Florencia para vivir en las propiedades, ya que estas pertenecen a una empresa intervenida por la Justicia. En caso de que los gastos ordinarios no sean cubiertos, Bonadio podría dictar la suspensión del préstamo.

Comments

2 Comments

  1. TERMINATOR III dice:

    El día que algún K reconozca la culpa de algo va a llover oro del cielo. Si son maestros en algo es en encontrar excusas.

  2. TUERTOMAN DESDE LAS SEYCHELLES dice:

    SI SE QUEDARON SIN FÍSICOS, PUEDEN SACAR DE MI CUENTA EN LA ISLA, OTRA MANERA SERÍA , PEDITE UN CHORIPLAN DE ESOS QUE ENTREGABAN A LOS CHORIPLANEROS, O SENCILLAMENTE ANDÁ A TRABAJAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.