Inicio Tapa Detalles de la causa donde procesaron a De Vido por el pago...

Detalles de la causa donde procesaron a De Vido por el pago de subsidios para el gasoil de colectivos

Compartir

El juez Claudio Bonadio dispuso ayer el procesamiento de Julio De Vido en la causa que investiga irregularidades en la entrega de subsidios para gasoil, otorgados a líneas de colectivo durante la década de gobierno kirchnerista. Estos son los números.

En el dictamen del magistrado, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, los subsidios otorgados pagaban kilometrajes agrandados. Esto generó una pérdida para las arcas del Estado de unos 610 millones de pesos.

Se trata de unas 36 líneas involucradas que habría falseado la cantidad de quilómetros recorridos para recibir más subsidios por parte del Ministerio de Planificación, desde donde se autorizaban los pagos.

En la resolución firmada por el juez se explica que “el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, con la anuencia del Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, se encargó de diseñar el marco normativo dentro del cual tuvo lugar la actividad ilegal. A tal efecto se dictaron las resoluciones que regulaban todo el sistema incluyendo las relativas a la actuaciones de la CNRT y terminaron creando un entramado de múltiples subsidios y compensaciones superpuestas hasta el extremo de entregar seis subsidios simultáneos con formulas de cálculo diferentes, además del gasoil a precio diferencial que a su vez poseía otra fórmula más”.

“En ese marco, el 23 de julio de 2003 se dictó la resolución 23/2003 de la Secretaría de Transporte que los kilometrajes a considerar para los cálculos de los subsidios fueran proporcionados por las empresas beneficiarias a través de declaraciones juradas”, continúa el documento.

“Este sistema posibilitaba que se calcularan los subsidios en base a kilometrajes superiores a los efectivamente recorridos por los colectivos y, consecuentemente, se terminaran entregando subsidios superiores a los correspondientes. La maniobra ilegal pudo sostenerse hasta que se instalaron GPS en los colectivos, en el año 2014”, explica la resolución de Bonadio.

El dinero para los subsidios de polémico sistema se ejecutaba a través de la Secretaría de Transporte de la Nación, que dependió del ministerio de Planificación entre los años 2003 y 2012. Asimismo, los kilometrajes declarados por las empresas de transporte se ratificaban por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, también dependiente de esa cartera.

Cabe recordar que Julio De Vido, actual diputado nacional, fue titular de esa cartera durante las tres gestiones del matrimonio Kirchner.

Los curioso de la maniobra es que los kilómetros declarados alcanzaban números tan altos que rozan lo ridículo. Por ejemplo, la línea 129 declaró un recorrido anual de 171.837.344,50 kilómetros, sin embargo, el GPS que se utilizó para corroborar esos datos arrojó unos 131.003.839,99 km entre julio 2014 y junio 2015, o sea, unos alrededor de 40 millones de km menos de los declarados para sólo un año.

129

Estos datos pudieron obtenerse gracias al sistema de control a las líneas de colectivos que se aplicó después de la implementación del uso de la tarjeta SUBE, que también incluyó la instalación de dispositivos de GPS en las unidades. Previamente no existía forma de corroborar los kilómetros declarados.

En el marco de la causa se compararon los datos declarados por las empresas, previamente a la instalación del sistema de control, con los que efectivamente marcaban los dispositivos de GPS. Así, el resultado indica que se pagó entre un 5% y un 50% más de lo debido.
Por estas groseras irregularidades fue que Bonadio dispuso el procesamiento del ex funcionario el delito de defraudación contra la administración pública y trabó un embargo sobre sus bienes de 1.000 millones de pesos.

Print Friendly, PDF & Email

Comments