Inicio Policial Embarazada asesinada en Glew: la fiscal dijo que es un “caso muy...

Embarazada asesinada en Glew: la fiscal dijo que es un “caso muy confuso” y maneja varias hipótesis

Compartir

María Laura Alfaro, la fiscal que investiga el asesinato de Ayelén Roldán, una joven embarazada en la localidad bonaerense de Glew, sostuvo hoy que está trabajando en cinco hipótesis sobre el homicidio.

Los principales sospechosos de haber asesinado a la mujer, su novio de 35 años y el matrimonio de Adrián Torres y su mujer, Natalia, a quienes Roldán le cuidaba los 5 hijos, fueron liberados por la Justicia. La decisión desató la furia de decenas de vecinos que atacaron una comisaría y quemaron autos.

En declaraciones a radio La Red, Alfaro remarcó que no descarta el móvil del robo dado que Torres y Natalia, dueños de la propiedad donde apareció muerta la víctima, dijeron que les faltaron cosas dentro del domicilio. De todos modos, enfatizó que “no se constató que estuviera forzada la cerradura” de la casa donde la mataron. Frente a esta certeza, la fiscal sostuvo que los investigadores suponen que “la persona que ingresó a esa casa lo hizo con el consentimiento de la víctima”.

Asimismo, Alfaro sostuvo que “hay varias declaraciones testimoniales que corroboran que existían prácticas sexuales grupales” entre el matrimonio dueño de la vivienda y la joven asesinada. Uno de los vecinos del lugar dijo que no era raro escuchar “ruidos, orgías, alcohol, joda, golpes en las paredes y gemidos” salir desde la casa del matrimonio. Actualmente, el matrimonio y sus hijos se encuentran prófugos.

La fiscal también apuntó como sospechoso a la pareja de la víctima, Ariel Valett, quien detalló “tiene marcas en la espalda. Él alegó que se había rascado, pero tenía las uñas cortas”. No obstante, indicó que según todos los testigos a los que se interrogó, el novio de Roldán “no sabía dónde vivían los hijos que cuidaba Ayelén”.

Ante este escenario, la funcionaria judicial explicó que “hoy la pareja y los empleadores tienen calidad de testigos en la investigación, ninguno está imputado, pero no se descarta ninguna hipótesis”.

Consultada sobre la posibilidad de un suicidio accidental en el marco de una práctica sexual, la fiscal señaló que “el surco que tiene en el cuello la víctima es horizontal, por lo que descartamos el suicidio”. Además, concluyó que al encontrarse distintos tipos de cables lejos del cadáver habría habido intervención de terceros.

En cuanto a la “pueblada” desatada tras el crimen frente a la comisaría 7a. de Glew, en el partido de Almirante Brown, que terminó con cuatro personas detenidas, la fiscal reprochó que “no puede ser que para pedir justicia quemen todos los autos que estaban en la puerta de la comisaría, secuestrados y de otros ciudadanos”.

“El trabajo de la Justicia y de la Fiscalía fue intenso y comprometido, y un caso no siempre se resuelve en 24 y 48 horas”, apuntó Alfaro. Enfatizó que hizo “todo lo que tenía que hacer, y justicia no es dejar presa a una persona porque sí, sin tener pruebas”. La fiscal también expresó que está “preocupada” porque aseguró que este tipo de reacciones “son cada vez más habituales”.

Testimonio de la propietaria de la casa de Torres y Natalia

También habló Fabiana, la propietaria de la casa que alquilaban Torre y Natalia hace un mes y que ayer prendieron fuego los vecinos. Contó que tuvo contacto con Natalia y que lo único que le dijo fue ´encontré muerta a mi comadre´, sin poder mirarla a la cara. Indagada sobre la hipótesis del robo, contó el barrio era tranquilo y que nunca le había faltado nada. Ante la teoría de que Roldán le haya abierto voluntariamente la puerta a alguien dijo “es lo que se supone porque la puerta hasta el dia de ayer cuando vinieron y prendieron fuego todo, no estaba rota y el portón tampoco. No se qué tanto robo hubo”.

Fuente: La Nación

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments