Inicio Económico La AFIP impulsa una ley para cobrarle impuestos a Netflix

La AFIP impulsa una ley para cobrarle impuestos a Netflix

Compartir

El fisco busca que plataformas como Spotify y Airbnb paguen tributos. Y que las tarjetas de crédito con las que se hacen la transacción sean agentes de retención.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) quiere comenzar a cobrarle impuestos a Netflix, Spotify, Aibnb y otras plataformas de servicios. Y busca que las tarjetas con las que los usuarios realizan sus transacciones sean agentes de retención. Así lo indicó el titular del fisco, Alberto Abad. Para hacerlo, deberá pasar por el Congreso.

“Vamos a gravar a Netflix. Lo haremos a través de los plásticos con que se paga el abono; las tarjetas serán agentes de retención”, dijo Abad, ante una consulta de del diario La Nación.

¿El motivo? Con estas nuevas plataformas “desaparece la intermediación y el que junta las dos puntas hace un gran negocio. El canal de cable que compite con este servicio (Netflix) paga impuestos. ¿Por qué no una plataforma?”, justificó Abad.

Abad no dio más precisiones. Pero voceros de la AFIP dijeron a TN.com.ar que el Poder Legislativo debe crear un nuevo impuesto. “Hay que hacer un proyecto y enviarlo al Congreso, porque implica la creación de un nuevo impuesto”, indicaron.

El agente de retención -en este caso hipotético, la tarjeta de crédito- se queda con una parte del precio que cobra el vendedor a cuenta de impuestos (por ejemplo, Ganancias) y lo transfiere al fisco.

Este tipo de retenciones a cuenta fue bien palpable en tiempos de cepo cambiario. El fisco cobraba una retención de entre 20 y 35 por ciento a cuenta de los impuestos a la compra de dólares. Si la persona pagaba Ganancias o Bienes Personales, podía deducirlo de ahí. Si no, debía reclamar la devolución ante la AFIP, más allá de la la carrera de obstáculos que eso implicaba.

Pero con las plataformas digitales como Netflix “no podemos retener a cuenta de nada, porque no pagan el impuesto”, explicaron en la AFIP. De ahí la necesaria intervención del Congreso, que es el único poder del Estado que puede crear tributos.

Como estas empresas están domiciliadas en el exterior y brindan servicios desde otros países, es difícil para el fisco percibir los impuestos. Un particular puede alquilarle a otro un departamento en la costa atlántica a través de Airbnb. Pero, aunque la transacción sea entre dos personas domiciladas en Argentina y tenga como objeto un bien radicado en el país, el locador paga a través de la plataforma y el dinero va al extranjero. Por eso, durante el cepo cambiario, Airbnb retenía el 35 por ciento del “dólar tarjeta” incluso en este tipo de operaciones.

Algo distinto sucede con Mercado Libre, por ejemplo. La plataforma tiene domicilio en el país, paga IVA sobre sus comisiones y opera como agente de retención para los vendedores que usan el portal.

Sin embargo, desde hace unos años, las provincias avanzaron con el cobro de Ingresos Brutos a Netflix y plataformas similares. Desde febrero de 2015, Netflix paga 3% de alícuota en la Ciudad de Buenos Aires. En Santa Fe, el impuesto es del 3,6 por ciento y rige desde diciembre pasado, previo paso por la legislatura provincial.

Otros países también le cobran impuestos a este tipo de servicios. En Estados Unidos, algunos estados cobran un canon de entre 6 y 9 por ciento. Algo similiar sucede en Canadá.

Fuente: TN

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments