Antes de su encuentro con Vladimir Putin, Donald Trump denunció el comportamiento “desestabilizador” de Rusia

Fue durante una visita a Polonia. El mandatario también reconoció que Rusia “pudo haber interferido” en las elecciones estadounidenses pero culpó a Barack Obama por ello.

Desde Varsovia, donde arrancó su su gira europea de cuatro días, el presidente estadounidense Donald Trump criticó el comportamiento “desestabilizador” de Rusia en Europa Central y del Este, un día antes de su primera reunión con su homólogo ruso Vladimir Putin en la cumbre del G20.

Junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda, el mandatario declaró que Estados Unidos trabaja con sus aliados para oponerse “a las acciones de Rusia y a su comportamiento desestabilizador” en “Ucrania y otros países”, y pidió al Kremlin que deje de apoyar a “regímenes hostiles” como Siria e Irán, y que apoye a Occidente frente al “enemigo común”, el terrorismo islamista.

También estimó que Rusia “pudo” haber interferido en las elecciones presidenciales de 2016 que le llevaron al poder. “Creo que pudo ser perfectamente Rusia. Pienso que también pudo haber otros países. No seré específico. Pero creo que mucha gente interfirió”, afirmó Trump, que centró las culpas en su predecesor, Barack Obama, al que acusó de no haberlo evitado por motivos partidistas.

También con respecto a Rusia, el presidente de EEUU afirmó que su país está dispuesto a expandir su cooperación con Europa del Este en materia energética para que la región no sea nunca más “rehén” de Moscú, que suministra gas natural a todo Europa.

Durante la campaña, Trump dijo buscar una relación más “constructiva” con Moscú, pero las relaciones siguen en su punto más bajo desde el refuerzo de las sanciones contra Rusia por su papel en la crisis ucraniana y su respaldo al régimen sirio.

Ovacionado en Polonia

Ante su distanciamiento de Bruselas, Berlín y París, Trump inició su gira europea por Polonia, un país proestadounidense cuyos dirigentes conservadores se sienten cercanos a sus ideas y se encuentran también relativamente aislada en el continente.

Ante una multitud de simpatizantes que coreaba su nombre en a plaza Krasinksi, símbolo del alzamiento polaco contra la ocupación nazi capital de Polonia, Trump declaró que “todos debemos luchar como los polacos por la familia, por el país y por Dios”. “Occidente nunca desaparecerá, nuestros valores permanecerán y nuestra civilización se mantendrá”, afirmó Trump.

El magnate neoyorquino también habló de Corea del Norte y llamó a “todas las naciones a afrontar esta amenaza global y a demostrar públicamente a Corea del Norte que hay consecuencias a su muy, muy mal comportamiento”. “Washington estudia medidas “bastante duras”, agregó, aunque “esto no quiere decir que lo hagamos”.

El mandatario viajó luego a Alemania, para participar de la cumbre del G20 en Hamburgo, donde sus homólogos de los 20 países más industrializados y emergentes lo esperan para tratar varios temas complejos, en medio de tensiones transatlánticas y la amenaza nuclear norcoreana.

Fuente: TN

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.