En medio del cierre de alianzas, Mauricio Macri le bajó tres directivas a su tropa

El presidente apunta a que los candidatos de Cambiemos hagan una campaña transparente y eviten el escándalo

carrio-macri-1920
Mauricio Macri desembarcó el sábado pasado en Capital para participar de un timbreo

La indicación fue precisa y contundente: el presidente Mauricio Macri instruyó a sus funcionarios y dirigentes de Cambiemos que no se mezclen los actos de gobierno con el proceso electoral, que los candidatos no usen el aparato del Estado y que el financiamiento de la campaña sea directo y transparente.

Macri está convencido de que sólo bajo estas directivas Cambiemos podrá encarar lo que ya muchos llaman una “campaña limpia”. Es decir, un proceso electoral sin escándalos ni hechos de corrupción que salpiquen al oficialismo.

“Hay que cuidarse mucho y no caer en errores como usar transportes del Estado para hacer campaña o cortar cintas con candidatos”, señaló a Infobae un funcionario de la Casa Rosada que ratificó la orden presidencial que se empezó a impartir en los últimos días.

macri-vidal-larreta-same-la-plata-1920-4
Macri, Vidal y Rodríguez Larreta: los “dueños” de la mesa chica de Cambiemos (Foto: Presidencia)

La señal de Macri llegó en medio de una reunión habitual de coordinación de equipos donde participaron, entre otros, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y varios secretarios de Estado. La señal de austeridad y transparencia se trasladó luego al resto de los ministros, secretarios, legisladores y sobretodo a los candidatos de Cambiemos para estas elecciones.

La estrategia de Macri tendiente a mostrar desde Cambiemos una “campaña limpia” apunta sustancialmente no sólo a evitar el escándalo o las acusaciones al gobierno sino también a diferenciarse del esquema de poder que el kirchnerismo utilizó durante las campañas cuando eran gobierno. Así, el esquema impartido por Macri a su gobierno y al espacio Cambiemos consiste en tres ejes centrales:

1- Los actos

El Presidente quiere evitar que los actos de inauguración de obras del Gobierno se mezclen con la campaña electoral. De esta manera, los candidatos -entre los cuales habrá ministros en actividad- deberán estar ajenos a todo tipo de corte de cintas. Podrán, desde luego, utilizar el resultado de la gestión y la muestra de la obra pública del Gobierno como una forma de hacer campaña pero sin mezclar con ello la gestión diaria. Con esto se busca una clara diferenciación del kirchnerismo donde Cristina Kirchner inauguraba obras con candidatos y hacía teleconferencias con intendentes-candidatos para darle vuelo a la campaña.

2-Los viajes

Desde la Casa Rosada pusieron especial énfasis en los últimos días en remarcar que los ministros o funcionarios que son candidatos no utilicen los transportes del Estado para hacer campaña. Con ello se busca evitar casos en que un candidato use un helicóptero o un avión del gobierno nacional para recorridas proselitistas. Este también fue un marca distintiva del kirchnerismo que Macri quiere evitar. Tan solo recordar los casos en que Amado Boudou usaba el helicóptero presidencial para hacer campaña por todo el país.

3-El financiamiento

Al no contar con una nueva ley de financiamiento político más transparente como la que propuso la Casa Rosada y se frenó en el Congreso, Macri instó a sus funcionarios a avanzar sustancialmente con el plan de financiamiento de campañas que diagramó el PRO.

Macri-Vidal-Grindetti-SAME-Lanus-1920-2

Este esquema contempla la implementación de un sistema de donación web que el Gobierno terminó de aceitar en las últimas semanas y a través del cual los funcionarios son instados a aportar dinero de sus sueldos; el mismo esquema de donación virtual se trasladará a los empresarios o particulares. Este sistema ya fue usado por el macrismo durante la campaña del año pasado para las donaciones voluntarias de los ciudadanos. Ahora se le sumará un aporte de los funcionarios por medio de un sistema de débito automático sustentado en los diversos escalafones que ocupan en el Estado. Así, el Gobierno cree que se podrá transparentar el aporte privado y público a Cambiemos para evitar todo tipo de suspicacias.

Con estas herramientas en mano Macri quiere darle un nuevo mensaje a la ciudadanía y mostrar que desde el gobierno nacional se puede hacer una “campaña limpia” sin recurrir al aparato estatal para ganar una elección. Desde el Gobierno saben que durante esta campaña estarán en la mira de la prensa y de la oposición ya que por primera vez estarán haciendo proselitismo desde la Casa Rosada. Y es sabido que Cambiemos hizo de la austeridad y la transparencia toda una bandera que ante cualquier escándalo de corrupción electoral podría mancharse.

Por Martín Dinatale

http://www.infobae.com/

Comments

1 Comment

  1. DESPIERTEN HUMANOS !!! LOS EXTERMINAN LOS REPTILES SIONISTAS dice:

    Leo Messi Sionista apoya genocidio en Gaza
    de darwin Figuero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.