Inicio Economía Con su encuentro en la Argentina, Macri y Merkel consolidan la relación...

Con su encuentro en la Argentina, Macri y Merkel consolidan la relación bilateral

Compartir

La canciller llegó esta mañana a Buenos Aires y tendrá una agenda intensa; cómo es el vínculo más allá de lo comercial

En n un momento particular de la Unión Europea (UE), entre atentados terroristas, la llegada masiva de inmigrantes y refugiados, el Brexit y un creciente euroescepticismo, la visita oficial a la Argentina de la canciller alemana, Angela Merkel, quien llegó esta mañana a Buenos Aires, alimentó durante meses la expectativa de muchos. Hacía 15 años que un jefe de Gobierno de Alemania no venía al país.

Con el telón de fondo de las negociaciones del tratado de libre comercio entre el Mercosur y la UE, los preparativos de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 -que tendrá lugar en Hamburgo el 7 y 8 de julio-, la transición entre las presidencias alemana y argentina dentro de esa organización y la reunión ministerial de la OMC que se realizará en Buenos Aires el próximo diciembre, la llegada de Merkel marca un hito en la relación bilateral entre Alemania y la Argentina, según coincidieron diplomáticos, expertos en relaciones internacionales y referentes de la comunidad alemana en el país consultados por LA NACION.

“El desplazamiento de Merkel a nuestro país en este momento está claramente evidenciando una vocación por jugar un papel global y también es una señal de que la relación con nuestro país ocupa un lugar en ese escenario”, consideró el embajador Alberto Luis Davérède, coordinador del Comité de Asuntos Europeos del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

“La relevancia internacional de Alemania se ve en este momento incrementada por el papel decisivo que este país está llamado a desempeñar en el diseño de una Europa que tiene en muchos aspectos que rejuvenecerse y reinventarse”, planteó Davérède.

Estuvieron de acuerdo en esta visión de la visita de Merkel otros diplomáticos de carrera y funcionarios de la Cancillería. “Esta visita cobra particular importancia”, dijeron fuentes del Palacio San Martín. Todos convinieron en que el vínculo con Alemania es “significativo” y en que “aún puede profundizarse” en muchos aspectos. Mencionaron inversiones, intercambio científico y cultural y temas como la protección del medioambiente y los derechos humanos.

sabe la tierra
Mariella Franz, representante en la Argentina de la Fundación Hanns Seidel, cercana a la Unión Social Cristiana y con oficina en la Argentina desde hace siete años, sintetizó: “La última vez que estuvo de visita el canciller federal fue en 2002; pasaron 15 años durante los cuales no vino [a la Argentina] el jefe de gobierno de Alemania, el país más potente de toda la Unión Europea”.

“Europa y Alemania se dan cuenta hoy del rol de la Argentina para empujar las negociaciones” del tratado de libre comercio entre la UE y el Mercosur, “un objetivo muy importante y que no pudo avanzar durante años, quedaba congelado”, dijo a LA NACION.

merkel
Es la primera vez que la canciller Merkel viene a la Argentina y es su séptimo viaje a América latina. Foto: Reuters / Hannibal Hanschke
La relación bilateral

En junio del año pasado, la canciller Susana Malcorra recibió en el Palacio San Martín a su par de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, entonces ministro de Asuntos Exteriores y hoy presidente de la república. Ambos coincidieron en reforzar el vínculo bilateral. “Históricamente, Alemania ha sido un socio importante en lo comercial y en las inversiones de sus empresas. Ahora hay oportunidades a partir de los planes de infraestructura que está lanzando la Argentina y que nos abren un espacio nuevo”, dijo Malcorra.

Steinmeier fue más allá. “No tenemos que reinventar las relaciones argentino-alemanas”, sostuvo. Habló de “un nuevo ímpetu” y destacó la “agenda de visitas más que asidua”. El entonces ministro alemán agregó: “Hay un gran interés mutuo”.

Acompañado de una nutrida delegación de empresarios y de representantes del ámbito universitario, de la ciencia y de la cultura de Alemania, Steinmeier aseguró que veía en la Argentina “un socio que tiene no sólo interés sino que está poniendo todo de su parte en forma activa” para enriquecer el vínculo bilateral y para que las negociaciones con la UE llegaran a buen puerto.

En julio de 2016, el presidente Mauricio Macri se reunió con Merkel en Berlín. Durante esa visita se suscribieron nueve acuerdos bilaterales. En septiembre de 2016, el entonces ministro de Economía alemán y hoy titular de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, participó en Buenos Aires como invitado de honor en el Foro Internacional de Inversiones.

En 2016, Alemania fue el cuarto socio comercial de la Argentina. El intercambio bilateral ascendió a 4325 millones de dólares, casi un cuatro por ciento del comercio exterior de nuestro país, según cálculos de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios. Durante el primer trimestre de este año, las exportaciones hacia Alemania alcanzaron los 348 millones de dólares, mientras que las importaciones desde ese país fueron de 955 millones de dólares.

Además, Alemania está décimo en el ranking de Inversión Extranjera Directa (IED) en la Argentina, con un stock de 2315 millones de dólares según un informe de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

El mes pasado estuvo en Buenos Aires la presidenta del Bundesrat (el Senado alemán), Malu Dreyer, quien llegó acompañada por una delegación de 50 empresarios. “Argentina es un socio importante para Alemania. Estamos muy contentos de que se dé una nueva apertura en este país”, resumió antes de su encuentro con Macri. En julio próximo, el vicedirector del Bundestag (el Parlamento alemán), Ulrich Schöler, participará en Buenos Aires del Primer Foro Parlamentario sobre Relaciones Internacionales y Diplomacia Parlamentaria en América Latina, impulsado por la Fundación Hanns Seidel y el Congreso de la Nación .

merkel macri
Berlín, julio de 2016: la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente Mauricio Macri. Foto: Archivo / Wolfgang Kumm / DPA
Más allá de lo comercial

La relación entre los países que hoy conocemos como Alemania y la Argentina se remonta al Tratado de Amistad, Comercio y Navegación firmado en 1857 entre el reino de Prusia y los restantes Estados de la Unión Aduanera y la Confederación Argentina. Este año se cumplen 160 años de relaciones formales.

Según la embajada de Alemania en la Argentina, las relaciones entre ambos países tienen “una base profunda en la economía, la cultura y en criterios similares en muchos temas globales y multilaterales”. La representación diplomática destacó “la cooperación estrecha en el ámbito universitario y en la ciencia y el desarrollo”, un “eje central” del vínculo.

Más allá de los gobiernos de turno, referentes de la comunidad alemana coincidieron en que esa relación no paró de crecer, aunque destacaron la “nueva etapa” de la Argentina, en referencia a la gestión del presidente Macri.

“Es un buen momento [de la relación bilateral] porque la Argentina está intentando abrirse al mundo de nuevo. Alemania está muy interesada en el diálogo con Argentina, en intensificar las relaciones en comercio y cultura”, aseguró Uwe Mohr, director del Goethe Institut, que lleva 50 años en el país “al servicio del diálogo cultural, de la promoción de la lengua alemana y de la difusión de la Alemania contemporánea”.

Franz, de la Fundación Hanns Seidel, admitió que en su trabajo vivieron “el cambio importante que está dándose en el país” y mencionó la palabra “apertura”. Dijo: “Ahora nos ayuda -desde que cambió el Gobierno- el grado de apertura y de interés por lo internacional, que ha aumentado”.

mer ma
Colonia, Alemania, diciembre de 2014: el entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, le pidió a Merkel fortalecer la relación de la Argentina con Alemania y la Unión Europea. Foto: GCBA
La agenda de Merkel

La canciller estará sólo 26 horas en el país: esta mañana participará de un desayuno con representantes de la industria y luego visitará la sinagoga de la Congregación Israelita de la República Argentina, conocida como Templo Libertad. Merkel será recibida luego con honores militares y compartirá un almuerzo con el Presidente. A continuación, ambos comparecerán ante la prensa.

Tras el encuentro con el Presidente, la canciller alemana visitará el Parque de la Memoria y después dará un discurso ante científicos y estudiantes en el Polo Científico Tecnológico, donde participará de un debate.

Como cierre de su visita a la Argentina, Merkel participará de una cena en su honor en el CCK. Luego partirá hacia México. El mes próximo, la poderosa mandataria y Macri volverán a verse las caras en Hamburgo, durante la cumbre del G-20.

http://www.lanacion.com.ar/

Print Friendly, PDF & Email

Comments