Inicio Policial Stolbizer, luego del robo e intento de secuestro de su hijo: “Lo...

Stolbizer, luego del robo e intento de secuestro de su hijo: “Lo que más me conmocionó fue el arma en la cabeza”

Compartir

La diputada sufrió en la madrugada a delincuentes que quisieron secuestrar a uno de sus hijos y luego decidieron ir hasta la casa.

La diputada Margarita Stolbizer y su familia fueron víctimas esta madrugada de un asalto en su casa de la ciudad bonaerense de Castelar, partido de Morón, luego de que los ladrones llevaran secuestrado a su hijo y vieran frustrada su idea de cobrar un rescate.

Un jefe policial informó a DyN que el hecho se produjo poco después de la 1 cuando Juan Laprovittola, uno de los hijos de la diputada, llegaba de estudiar en una camioneta y cuando se disponía a ingresar a su casa de la calle Márquez de Loreto al 2200, fue secuestrado por cinco hombres armados que se movilizaban en un auto Audi blanco.

“Fue un hecho absolutamente al voleo”, explicó Stolbizer en diálogo con la prensa que se presentó en la puerta de su casa. Luego relató los hechos: “Mi hijo más chico estacionó aquí. Venía manejando mi auto, que es una Tiguan. Le cruzaron adelante un auto Audi Blanco. Se subieron al auto de él y se lo llevan en los dos autos. Lo pasearon durante 20 minutos o media hora para pedir un rescate pero no los atendíamos, porque no escuchamos las llamadas. Nosotros teníamos los teléfonos apagados. Dieron vueltas con él, lo amenazaron, hasta que lo trajeron de vuelta a casa”, contó.

Los delincuentes llevaron a su hijo hasta la casa en el Audi blanco en el que se habían presentado y lograron ingresar a la vivienda. “Me pareció raro que mi hijo no pusiera la alarma ni cerrara la puerta. Inmediatamente los vi arriba. Entraron sólo dos ladrones y estaban encañonando con un revolver en la cabeza a mi hijo”, indicó la legisladora.

En un primer lugar, los ladrones y Juan ingresaron a la habitación del joven, quien les dio una suma de dinero que él tenía ahorrada. Luego, se desplazaron junto al propio Juan a la habitación de Stolbizer y su marido para continuar con las exigencias.

“Permanentemente le apuntaban a su cabeza. Nos pedían plata y nos decían que lo iban a matar, repetían todo el tiempo que lo iban a matar. Mi marido y yo les dimos la plata que teníamos encima y los celulares”, dijo Stolbizer.

Después de sustraer el dinero, hicieron tirarse al piso a todos los integrantes de la familia y se llevaron una pequeña caja donde la diputada poseía algunos relojes y un par de joyas. Al retirarse, los delincuentes también se llevaron el auto Chevrolet Cruze de su marido.

Ambos vehículos fueron recuperados por la Policía a las pocas horas, gracias al sistema de rastreo satelital. La camioneta Tiguan fue hallada en Hurlingham, mientras que el Chevrolet Cruze apareció en el Partido de Tres de Febrero.

Además de los autos, los delincuentes se llevaron 25.000 pesos, 2.000 dólares, teléfonos celulares y varias pertenencias personales.

“Lo que más me conmocionó fue la pistola en la cabeza. Ver a mi hijo con un arma en la cabeza y escuchar a hombres que decían que lo iban a matar es algo que no se me va a borrar nunca”, sostuvo la diputada.

Stolbizer indicó que en ningún momento los delincuentes se dieron cuenta de quiénes eran sus víctimas. “Recién cuando se lo llevaron secuestrado, le preguntaron de qué trabajaba su familia. Ahí, él les dijo que su mamá era diputada nacional”, relató.

“Son muchas las cosas que hay que hacer y que no se hicieron en mucho tiempo. Son cuestiones que no se resuelven de un día para el otro. Tampoco se resuelven sólo con más policías en la calle. La Argentina viene envuelta en este tipo de episodios desde hace años y eso demuestra la ineficacia que tenemos todas la estructuras políticas, judiciales y policiales y obviamente, la corrupción”, lamentó Stolbizer.

“Nunca me pareció necesario tener custodia porque vivo y paso las mismas cosas que pasamos todos. Estamos demasiado expuestos a que nos ocurran estas cosas”, concluyó.

http://www.diarioveloz.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir