Inicio Policial Crónica de la noche de terror que vivió la familia Stolbizer

Crónica de la noche de terror que vivió la familia Stolbizer

Compartir

Cinco hombres entraron a la casa de la diputada del GEN en Castelar, llegaron hasta su dormitorio y le robaron 25 mil pesos, dos mil dólares, celulares y dos autos. En paralelo, secuestraron a su hijo por media hora: los delincuentes manejaban un Audi blanco que habría sido robado anoche. El fiscal Sergio Dileo investiga el caso

El ataque fue de una osadía total. Esta madrugada, cinco hombres todavía no identificados a bordo de un Audi blanco, probablemente modelo A1 o A3, irrumpieron en la casa de Margarita Stolbizer, diputada por el GEN, para encañonarla a ella y a su marido, Juan Laprovittola. En paralelo, su hijo menor, Nicolás, fue interceptado al llegar en la entrada del inmueble sobre la calle Marqués de Loreto al 2200, zona de Castelar: fue secuestrado por poco más de media hora. “Nos amenazaron con matarnos y nos pidieron plata”, aseguró Stolbizer a la prensa que se agolpó en su puerta esta mañana.

Los ladrones fueron exitosos: se llevaron 25 mil pesos, dos mil dólares, el Volkswagen Tiguan propiedad de la diputada y otro auto, un Chevrolet Cruze, según información policial a la que accedió Infobae. Su hijo, según ratificó él mismo a efectivos de la Comisaría N°7 de Morón cuando realizó la denuncia poco después del hecho, fue llevado en un vehículo, presuntamente en el Audi de los ladrones, mientras realizaba llamadas a su madre para obtener un rescate, que no contestaba al tener el teléfono apagado. Luego, reveló Stolbizer, su hijo volvió a casa, una fuerte forma de amedrentarla: “Vi a mi hijo encañonado con una pistola. Les di la plata que tenía y mi marido también”. El hijo de Stolbizer, cuando se fueron los ladrones, llamó al 911.

La diputada, confirmaron fuentes policiales, no tenía custodia en la puerta de su casa, ya sea privada o designada por el Ministerio de Seguridad. Eran, básicamente, ella y su reja negra.

Tanto Stolbizer como su marido y su hijo resultaron ilesos, más allá del terror evidente. Stolbizer, que ya había sido asaltada en años anteriores en su casa de Marqués de Loreto, dijo no sospechar de una mano negra en año electoral. “Fue un hecho al voleo, absolutamente”, aseguró.

La investigación del hecho recayó en la UFI N°6 de la jurisdicción, a cargo del fiscal Sergio Dileo con las calificaciones de robo y privación ilegítima de la libertad. Los autos robados a Stolbizer eventualmente aparecieron. El Volkswagen Tiguan fue encontrado en la esquina de Charrúas y Maestra Vergara, zona de Villa Tesei; el Chevrolet Cruze fue visto en la intersección de Pelagio Luna y Wenceslao del Tata, localidad de Caseros.

Hay algo sumamente llamativo en todo esto: el vehículo de más de 300 mil pesos pesos que los cinco atacantes usaron para el golpe. Los fiscales federales habituados a investigar secuestros en la zona oeste suelen ver autos de alta gama involucrados en hechos; comúnmente se roban en la víspera y luego son descartados. El Audi usado esta madrugada para robarle a Stolbizer y secuestrar a su hijo, apuntan fuentes judiciales a Infobae, habría sido robado anoche cerca de las 22 horas en la jurisdicción de Ramos Mejía, un dato que investigadores alrededor del caso buscan confirmar.

Por lo pronto, el hijo de la diputada Stolbizer se convirtió en parte de una estadística: según los últimos números presentados por la UFESE, la unidad de la Procuración abocada a investigar secuestros encabezada por el fiscal federal Santiago Marquevich, el oeste del Conurbano sigue siendo el patio caliente de los secuestros extorsivos en la Argentina. Hubo 75 casos el último semestre del año pasado, repartidos entre las cuatro fiscalías federales de Morón y Lomas de Zamora, más del 60 por ciento del total del país en ese período.
http://www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email