María Julia Alsogaray enfrenta su octavo juicio oral

Se la acusa del delito de negociaciones incompatibles con la función pública. Anteriormente, recibió cuatro condenas y tres absoluciones.

La ex polifuncionaria menemista María Julia Alsogaray, que ya fue condenada en cuatro ocasiones y goza de libertad, afronta su octavo juicio oral. El juicio continuará mañana y pasado con la posibilidad de que las defensas hagan planteos y luego las indagatorias de los acusados.

El Tribunal Oral Federal 6 la juzga por hechos ocurridos durante su desempeño como interventora y liquidadora de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTel), al principio del gobierno de Carlos Menem, en 1989 y 1990.

En concreto será enjuiciada por el pago presuntamente ilegítimo de 3,3 millones de pesos/dólares a la empresa Meller S.A., a raíz del contrato que tenía con ENTel para las guías telefónicas, y por supuesto sobreprecio de 8,1 millones de pesos/dólares en un pago a la firma Pecom-Nec. Esa operación fue desaconsejada tanto por la Sindicatura General de la Nación como la Procuración del Tesoro de la Nación.

Por el primer hecho, compartirán el banquillo de los acusados los empresarios Sergio Enrique Meller y Gustavo Mario Meller como partícipes necesarios del delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.

En sus siete juicios anteriores, la ex funcionaria recibió cuatro condenas y tres absoluciones. Alsogaray ya fue condenada a cuatro años de prisión en 2014 por una contratación fraudulenta, en 1994, con la Unión Transitoria de Empresas (UTE), integrada por las firmas “KPMG”, “Copiaga S.A.”, y el estudio Fernández Madero.

También recibió condenas por la contratación de obras para la remodelación del edificio de la ex Secretaría de Recursos Naturales entre 1995 y 1998; la sustracción de fondos que le habían sido confiados a esa misma repartición para el pago de contrataciones en el marco de un convenio con la Universidad de Lomas de Zamora, y por enriquecimiento ilícito.

Las absoluciones las recibió en los juicios en los que estuvo acusada por el pago y cobro de sobresueldos durante el menemismo; por la venta de un predio de la ex ENTel; y por presuntas irregularidades en el “Plan Nacional del Manejo del Fuego”.

En octubre pasado Alsogaray obtuvo la libertad condicional, al cumplir en prisión domiciliaria los dos tercios de la condena unificada que se le impuso por las causas que se le abrieron por su gestión durante la presidencia de Carlos Menem.

http://www.perfil.com

Comments

1 Comment

  1. Pehúen Curá dice:

    Pobre mujer, por creer el relato menemista y la inserción en el mundo globalizado, compró el sueño de que las ideas del padre se llevarían a la práctica, pero no tuvo en cuenta que el ejecutor era un delincuente intelectual al que poco o nada le importaba el país y su gente. Pagó el pato ella, pero sus superiores, los comandantes en jefe de la organización, gozando de las mieles que les proveyeron los montos acumulados de dinero “encanutado al decir de la faraona” y a ella ni siquiera le dejaron las propiedades que había recibido de herencia y nada tenía que ver con su función. Ahora, para dar “el ejemplo” estos jueces volveran a condenarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.