¿Qué es la fibromialgia?

En el Día mundial de la fibromialgia, una especialista responde cuatro preguntas clave.

En el Día Mundial de la Fibromialgia, la doctora Evangelina Melgar, del departamento de Psiquiatría del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), responde cuatro preguntas sobre la enfermedad, que se caracteriza por un dolor crónico y generalizado, y afecta principalmente a las mujeres.

¿Qué es la fibromialgia?

Es una enfermedad que se caracteriza por un cuadro de dolor músculo-esquelético crónico y generalizado de origen desconocido, sin que existan otras patologías o alteraciones que lo expliquen. La prevalencia de esta enfermedad, que constituye un problema frecuente en la práctica clínica, oscila entre el 0,7 y el 2% de la población y afecta mayormente a las mujeres. Como es la causa más frecuente de dolor osteomuscular generalizado y crónico, genera un círculo vicioso negativo que paulatinamente afecta todas las áreas de desempeño de la persona incluyendo lo laboral, lo social y familiar.

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma principal de las personas que sufren fibromialgia es el dolor en localizaciones anatómicas definidas: lumbar, cervical, hombros, rodillas, muslos y brazos, y suele empeorar con el frío, infecciones, estrés y falta de sueño. Otro de los síntomas, que se muestran típicamente asociados al dolor, es el agotamiento o fatiga crónica que oscila durante el día con una intensidad moderada a severa. También es frecuente que estos pacientes tengan trastornos del sueño: dificultades para conciliarlo o interrupciones frecuentes durante la noche. Además de otros síntomas como el síndrome del colon irritable, síndrome de vejiga irritable, rigidez del cuerpo (generalmente matutina), cefaleas, malestar abdominal, parestesias, entumecimiento y mareos. Y aunque no es una enfermedad mental, el 30% sufre cuadros como ansiedad o depresión, y trastornos cognitivos como dificultad para concentrarse o retener información.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es eminentemente clínico, y los resultados de radiografías, análisis de sangre y biopsias musculares presentan resultados normales. Durante el examen físico general, tanto la movilidad articular como el equilibrio muscular y la exploración neurológica son normales, y no se aprecian signos inflamatorios articulares.

¿Cómo se trata?

Si bien la evolución de la enfermedad es crónica, el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un enfoque terapéutico acertado. No existe un tratamiento curativo hasta el momento, pero dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan: programas de ejercicios aeróbicos, ejercicios de fortalecimiento muscular y de estiramiento o flexibilidad, técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad, y programas educativos que le ayuden a comprender y controlar la fibromialgia. Además, se ha comprobado que la terapia cognitivo-conductual, mindfulness, kinesiología, la terapia ocupacional, la musicoterapia, la terapia recreacional y la danza terapia son muy efectivas. Con respecto al tratamiento farmacológico, hay algunas drogas aprobadas para la fibromialgia, que han demostrado eficacia en el manejo de los siguientes síntomas: reducción del dolor y la ansiedad, mejoría del sueño y en la calidad de vida.

https://www.clarin.com/

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.