Macri: “Aislarnos del mundo nos trajo un 30% consolidado de pobreza”

Antes de iniciar su gira por Asia, el presidente inauguró un encuentro de expresidentes latinoamericanos. Comparó la situación de Santa Cruz con la Venezuela de Maduro.

Ubicado en el centro del escenario y rodeado de cuatro ex presidentes (Ricardo Lagos y Julio María Sanguinetti, a su derecha, y Fernando Henrique Cardoso y Felipe González, a su izquierda), el presidente Mauricio Macri fue el principal expositor del panel que inauguró hoy por la mañana el Encuentro de ex-Presidentes, Empresarios y Académicos organizado por la Fundación Círculo de Montevideo y el Grupo Werthein.

Bajo el título “La sociedad abierta y sus enemigos”, el debate de los ex jefes de Estado y el mandatario argentino tocó temas tan diversos como la actualidad regional y global, las alianzas internacionales, las perspectivas futuras, el estado de la educación y las consecuencias del avance tecnológico.

“Aprendí mucho de ustedes”, comenzó diciendo el líder de Cambiemos, en lo que fue un guiño a los elogios recibidos en la presentación del panel por Sanguinetti, quien le agradeció porque “es la primera vez que no tengo que venir aquí a defender la libertad de prensa”, y el empresario Darío Werthein, quien cerró el discurso inaugural agradeciendo a Macri por “el coraje con el que lidera este cambio”.

El presidente argentino inició su exposición diciendo que “el mundo está cambiando y lo que antes eran desventajas hoy son ventajas”. “Estar lejos del centro del mundo hoy parece una ventaja. Ahora ‘el otro mundo’ se presenta casi como la única opción de paz. Hoy estamos todos pensando en integrarnos. Y estamos frente a un mundo muy complejo, pero tenemos más certezas”, explicó.

Luego de que el ex mandatario brasileño Fernando Henrique Cardoso mencionara los problemas que afronta el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, el fundador del PRO arremetió: “La decisión que tomamos los argentinos es importante, porque nosotros caminábamos en esa dirección. Lo que buscaban (por el gobierno kirchnerista) era fabricarse su propia película, negando el deterioro sistemático que estamos viviendo en la Argentina. El ejemplo es lo que está viviendo Santa Cruz”.

Tras ello, sostuvo que “la Argentina vive con mucha intensidad y mucho debate interno este momento”. “Hay mucho aferrarse a ‘estaba mejor y por qué cambiar si esto significa un esfuerzo personal’, agregó, para luego destacar que “aislarnos del mundo nos trajo un 30 por ciento consolidado de pobreza”.

En ese sentido y en relación a la reciente elección de Donald Trump como presidente norteamericano y a las políticas que este busca implementar, mencionó: “Problema es la tecnología que revoluciona todo lo que uno conoce, no la globalización. Si se cierra Estados Unidos, ese no es un problema”.

A la hora de hablar sobre sus perspectivas para la región, comentó que “el Mercosur está lleno de agujeros” pero que desde su creación ha rendido sus frutos, y que “tenemos que converger con la Alianza del Pacífico”.

“Son muchos desafíos, pero si nos animamos, nos vamos a permitir reinventarnos. Hace falta también el coraje del empresariado. Tenemos valiosos recursos humanos y cuantiosos recursos naturales. Lo qué hay que hacer es combinarlos con un Gobierno que simplifique y no ponga trabas”, añadió más tarde.

En comparación con América Latina, para Macri la Argentina no logró avanzar al igual que sus Estados vecinos en un aspecto en particular. “Nos quedamos: de ser el liderazgo en educación pasamos a ser el pelotón de atrás. Ahora el sistema está en crisis. Hay un grupo que se resiste al cambio en pos de privilegiar su interés personal, un grupo que tiene mucho poder, hasta ejercido en forma mafiosa”, apuntó el mandatario en clara alusión a los reclamos de distintos sindicatos educativos.

“Para nuestra región, este es un momento de oportunidades. Somos un refugio de paz, tenemos energía. Pero tenemos que en serio fortalecer las instituciones. Siento que Chile tomó una ventaja haciendo un trabajo serio hace más de 20 años. Brasil y Argentina estamos de distintas maneras intentando fortalecerlas, pero es el gran desafío. Salir del liderazgo unipersonal y formar un conjunto pensante que reafirma valores e ideas, eso da solidez”, concluyó.

https://www.cronista.com

Comments

2 Comments

  1. Armando Wero dice:

    Lo que nos hace pobres es pagar 700 millones diario por la deuda externa ilícta, ilegal, fraudulenta; más el peaje que cobran los dirigentes con negociados y coimas en la que está incluido el presidento.
    ¡Es la deuda externa, idiota!

  2. Anónimo dice:

    y vos lo triplicaste, andate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.