«Los delitos de lesa humanidad no deben ser tratados como delitos comunes»

0
Compartir

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, criticó el fallo de la Corte que aplicó el beneficio conocido como «2×1», al advertir que para «los delitos de lesa humanidad no puede haber atajos». La mandataria provincial argumentó que la «única forma de reparar del dolor de las víctimas y sus familiares» es que esas violaciones a la ley «no» sean tratadas como «delitos comunes».

«Nuestra posición es clara: los delitos de lesa humanidad deben ser tratados como delitos de lesa humanidad y no como delitos comunes, porque la única forma de aliviar el dolor, de reparar en algo el sufrimiento de las víctimas y de sus familias es con respuestas justas», remarcó Vidal.

Y completó: «Con la (última) dictadura en Argentina, no hay otra respuesta que la respuesta justa: no puede haber atajos».

La gobernadora de Buenos Aires efectuó un discurso al encabezar la inauguración de la una muestra itinerante sobre Ana Frank en el Centro Cultural Trabucco, del partido bonaerense de Vicente López.

En la inauguración de la muestra estuvieron, además de Vidal, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, el secretario de Derechos Humanos nacional, Jorge Avruj; y el provincial, Santiago Cantón; el ministro de Cultura provincial, Alejandro Gómez; el juez federal Sergio Torres; el director del Centro Ana Frank Argentina, Héctor Shalom; y el presidente del Museo del Holocausto en Argentina, Marcelo Mindlin.

También estuvo presente Albert Gomes de Mesquita, sobreviviente del Holocausto y compañero de escuela de Ana Frank, que está visitando por primera vez el país.

En ese marco, Vidal le manifestó a Albert Gomes de Mesquita, que «el mejor legado es lo que los chicos pueden aprender, porque nadie se los va a quitar», y sostuvo que la muestra itinerante inaugurada «apuesta a un aprendizaje sobre la no discriminación, sobre el respeto hacia el otro, sobre el encuentro en las diferencias, sobre decir ‘no’ con firmeza y templanza ante el atropello».

Albert Gomes de Mesquita, que nació en Ámsterdam en 1930, tiene 86 años. Vivía con sus padres y su hermana cuando las tropas del Tercer Reich invadieron Holanda, en mayo de 1940. Fue compañero de Ana Frank en el Liceo Judío. Su nombre, figura en una de las traducciones de El Diario de Ana: «Albert Gomes de Mesquita es un chico que ha venido del colegio Montessori y que se ha saltado un curso. Es muy inteligente». Al igual que ella, debió esconderse para salvar su vida.

El proyecto es impulsado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia, en colaboración con el Centro Ana Frank Argentina y tiene como objetivo promover en los adolescentes responsabilidad ante la inclusión social, a través de muestras que reconstruyen la emblemática historia de Ana Frank.

Convoca a adolescentes, de entre 15 y 20 años, a capacitarse en un período de dos días para luego ser guías durante las muestras. Hace foco en los jóvenes que por algún motivo quedaron fuera del sistema escolar. El proyecto dura seis meses, que se extenderán hasta octubre próximo.

Cada muestra estará presentándose de 15 a 20 días consecutivos en los municipios de Quilmes, San Isidro, Lanús, Pilar, La Plata y Tres de Febrero, y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La primera de ellas se lleva a cabo en este municipio, desde hoy (lunes 8 de mayo) hasta el 22 del corriente mes.

http://www.ambito.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments