Inicio Policial El fiscal agredido de La Plata: “No tengo miedo, son unos tarados,...

El fiscal agredido de La Plata: “No tengo miedo, son unos tarados, no son profesionales”

Compartir

El titular de la UFI nº4, Fernando Cartasegna, se refirió a los golpes y las amenazas que recibió el pasado sábado ante la posibilidad de investigar la vinculación de abogados “caranchos” con comisarios de la policía bonaerense

El pasado sábado, a las 5:45, dos hombres y una mujer a cara descubierta interceptaron al fiscal de la UFI nº4 de La Plata, Fernando Cartasegna. Es el mismo que investigó causas sobre curas pedófilos y trata de personas. Lo encerraron en un garage, le pegaron con un bastón extensible (un elemento de uso policial) y lo amenazaron, a él y a su familia.  Y luego hicieron circular imágenes con otra advertencia: “Conozca al nuevo Nisman“.

Así fue el relato del propio fiscal durante una entrevista con Luis Novaresio en radio La Red. “Lo que ellos querían directamente es que no abordara la causa de los ‘caranchos’; me dijeron: ‘Lo que yo recaudo en un día, vos no lo ganás de sueldo en un mes, preparate bien para lo que viene'”. El fiscal hace referencia a una investigación acerca de la vinculación de abogados “caranchos” con comisarios de la policía bonaerense y que se desprende de la causa sobre coimas en la fuerza policial de la provincia de Buenos Aires.

(@Hechosanderecho)

(@Hechosanderecho)

No me hago el valiente, pero no tengo miedo. Son unos tarados, no son profesionales, se creen que uno es muy fácil y no han seguido la carrera de uno. Trabajé contra los barras, tres personas no me pueden sacar si lo hice contra 100″, afirmó Cartasegna, y agregó que aún no recibió la causa para comenzar la investigación. “Si la hubiese recibido hubiese tomado otro tipo de medidas. Escucho las grabaciones y viendo que me pone en peligro a mí o a mi familia, lo hago público, es una forma de cubrirme”, señaló.

A pesar de las agresiones, señaló tener “una curiosidad muy grande desde hace dos o tres días de saber lo que hay que escuchar, porque si no quieren debe ser muy importante o de muy poca monta por este tipo de ataque”. “Que sepan que si no soy yo será otro de mis colegas. Piensan que es tan fácil”, añadió.

Por otro lado, recordó algunas de las amenazas que recibió mientras era golpeado: “Si no te suicidás, te suicidamos; metete en un baño que no salís más. Frases no muy comunes, pero tampoco muy elaboradas”. En tanto, reconoció: “Me sacaron de mi eje cuando me hablaron de mis hijos; a partir de ahí estaba más enojado que dolorido”.

http://www.infobae.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments