Villegas: la oposición celebró el anuncio del Gobierno, pero cuestionó la demora

Peronistas, massistas y radicales indicaron que los anuncios descomprimen la problemática hídrica en el partido, aunque advirtieron que haber dilatado la decisión agravó la situación.

Tras varios días de intensas lluvias, en General Villegas amaneció soleado. Las mejoras climáticas y los anuncios de los funcionarios nacionales y provinciales llevaron alivio a ese distrito del noroeste de la provincia de Buenos Aires, que desde febrero del 2016 padece una de las peores crisis hídricas de los últimos años. La decisión de cortar las rutas nacionales 188 y 226, para que el agua escurra hacia el sur, y la limpieza de un amplio canal fue bien recibida por los bloques de la oposición, aunque destacaron: “Esperaron a que la última gota rebasara el vaso”.
El lunes fue un día atípico para los vecinos del distrito gobernado por el médico Eduardo Campana (Cambiemos). La visita del vicegobernador Daniel Salvador, de los ministros de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, de Agroindustria de la provincia, Leonardo Sarquís y del subsecretario de Infraestructura Hidráulica, Rodrigo Silvosa, fue recibida por una multitud de villeguenses que se concentraron frente al Palacio Municipal para hacer sentir su reclamo.
En conferencia de prensa, tras encabezar una reunión con ministros, concejales e intendentes de la región, Salvador anunció la colocación de tres tubos de grandes dimensiones en las dos rutas nacionales- 188 y 226-. Uno entre Villegas y Ameghino y el otro entre Villegas y Carlos Tejedor, para que el agua siga la pendiente del terreno y se escurra en los campos de esos distritos, ubicados al sur del territorio inundado. Además, se autorizó la limpieza de la desembocadura de un conocido canal de la zona – Los Laureles- que permitiría el escurrimiento de la laguna del parque municipal.
El anuncio si bien no sorprendió, porque desde hace tiempo la población esperaba que se autorizara que el agua escurriera hacia otros distritos para descomprimir la situación, recibió el respaldo de la oposición.
“Finalmente reconocieron la gravedad de la situación”, señaló a Letra P Marcelo Tau, presidente del bloque del Frente para la Victoria, quien consideró que “vinieron por la presión de los vecinos y de la dirigencia política, porque es grave lo que están pasando y algo tenían que hacer. Si no nos hubiésemos movilizado probablemente esto se dilataba más”, analizó el edil que tiempo atrás denunció ante este portal que se estaba usando el distrito como reservorio de agua de la Provincia.
En esa línea, resaltó: “Lo que terminaron anunciando era lo que estábamos demandando que se hiciera desde hace tiempo” y agregó, ante la posible resistencia de los distritos vecinos a recibir el agua que “nadie quiere, pero el agua debe seguir la pendiente natural del terreno. Es prioritario cuidar, primero los cascos urbanos, después los caminos y por último los campos. Y el casco está en peligro”.
En el mismo sentido se expresó la concejal del Frente Renovador, Silvia Álvarez, quien resaltó: “Nos hubiera gustado que estos cortes se autorizaran mucho tiempo atrás, porque no habríamos tenido los problemas que tenemos ahora. Esperaron a que la última gota rebasara el vaso”.
“Nos hubiera gustado que nos escucharan a nosotros, porque fuimos gobierno durante veinte años y si bien tuvimos muchos problemas con el agua nunca dejamos que llegara a una situación como esta”, agregó recordando la gestión del ahora diputado massista Gilberto Alegre y del miembro del directorio de ABSA, Horacio Pascual.
La concejal recordó que en enero pasado solicitaron una sesión extraordinaria “para que el intendente explicara cuál era el manejo del agua, pero no recibimos el acompañamiento del resto de los bloques”. Y analizó que “si se hubiese avalado, quizá la solución habría aparecido antes”.
Finalmente un ex socio del intendente dentro del frente Cambiemos, el presidente del bloque radical, Diego Tellechea, evaluó que el “balance es bueno principalmente porque es la primera vez, desde hace mucho tiempo, que el estado nacional y provincial, a través de sus funcionarios, se muestra preocupado por lo que estamos pasando, a pesar que estamos en emergencia desde febrero del 2016”.
Y agregó: “Sucede que ante un escenario de inundación todo es escaso”. Sin embargo, resaltó la decisión de avanzar con los cortes en las rutas y con la ampliación y limpieza de un canal del sur del distrito.
Tellechea agregó que la principal preocupación que tienen los habitantes del partido es “el agua que recibimos del norte, que proviene de la provincia de Córdoba e ingresa al partido por (la localidad de) Charlone, porque no hay soluciones inmediatas a este problema”
Sin embargo, destacó: “Tantos años sin hacer nada, no podemos pretender que ahora en plena inundación se solucione todo. Tenemos la esperanzas depositadas en que no llueva”.

http://www.letrap.com.ar

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.