Inicio Tapa Escrache frente a la casa de Vidal ¿Dónde están los límites?

Escrache frente a la casa de Vidal ¿Dónde están los límites?

Compartir
Télam 25/11/2015 La Plata: El gobernador bonaerense Daniel Scioli y su sucesora Maria Eugenia Vidal mantuvieron un encuentro a solas para coordinar el traspaso;luego Vidal dio una conferencia de prensa en la casa de gobierno. Foto: Carlos Cermele

Un grupo de militantes K acudió al lugar de residencia de la gobernadora bonaerense para protestar en el marco del conflicto docente que ya lleva tres semanas.

Los militantes estuvieron protestando en las puertas de la base aérea de Morón, donde Vidal vive con su familia. Estuvieron presentes miembros de la CT y de Nuevo Encuentro, el espacio que dirige el ultrakichnerista Martín Sabatella.

En diálogo con el programa televisión Intratables Vidal expresó su malestar al respecto: “Hay un grupo de delegados gremiales enfrente de mi casa. ¿No pensaron que ahí están mis hijos? Estaba preocupada porque estaban por llegar, pero finalmente se desconcentraron”.

“Pueden ir a muchos lugares para ir a manifestar su disconformidad… ¿pero ir a mi casa?”, agregó la gobernadora. La manifestación había comenzado en el centro de la localidad de Morón, pero finalizaron la jornada en su casa.

Por su parte, también ratificó que continúan las amenazas que había comenzado durante el año anterior. Las misma, si bien no trascienden, son denunciadas en cada oportunidad.

“Han habido amenazas que no hemos hecho públicas. Es parte de mi trabajo, por eso tengo condiciones de seguridad para mí y mi familia”, dijo.
“La Justicia actúa, y en uno de los allanamientos hallaron una granada en la casa de un hombre que había hecho una amenaza de bomba”, agregó.
Finalmente, tal como explicó la propia Vidal, la manifestación concluyó antes que llegaran sus hijos, quienes no se encontraban presentes al momento del hecho.

Por su parte, cabe aclarar que el confuso episodio terminó con el espacio Nuevo Encuentro negando haberse manifestado frente a la casa de Vidal. La versión que ofrecieron en Twitter no resulta muy clara, pero todo pareciera indicar que el evento convocado en el centro de Morón terminó espontáneamente en la casa de la gobernadora.

Por lo tanto, ningún grupo político tomó responsabilidad de la decisión. Se trata de un punto delicado, cuando la dirigencia de las agrupaciones no puede controlar el desenlace de sus convocatorias.

Este episodio abre nuevamente el debate sobre las protestas que involucran a las familias de sus destinatarios. Un hecho semejante ocurrió a mediados de este mes, con pintadas en el estudio del hijo del juez Claudio Bonadio.

Sin duda, se trata de una acción directa de alto impacto, que desdibuja el espacio privado del público. ¿Debería haber límites o estamos ante una reacción popular justificable?

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments