Miedo a volar, cómo superarlo para conocer el mundo sin preocupaciones

Miedo a volar, cómo superarlo para conocer el mundo sin preocupaciones

Volar para muchos es una de las experiencia más atractivas y divertidas, pero para otros puede ser una clara situación de estrés y pánico. El psicólogo José Carlos Baeza Villarroel, responsable del programa VolarSinMiedo de Clínica de la Ansiedad (Madrid y Barcelona), explicó en diálogo directo con Infobae qué es la aerofobia y cuáles son los tratamientos existentes para lograr superarla.

El miedo a volar puede presentarse de varias formas. Su expresión clásica es el temor a que el avión se accidente, y puede clasificarse dentro de las llamadas fobias específicas. Pero la aerofobia se encuentra estrechamente vinculada al miedo a encontrarse en lugares o situaciones donde pudiera resultar difícil escapar o recibir ayuda y se manifiesta con claros síntomas de intensidad y pánico.

La aerofobia se encuentra vinculada al miedo a encontrarse en lugares o situaciones donde pudiera resultar difícil escapar o recibir ayuda, el momento más intenso es el cierre de las puertas (iStock)

La aerofobia se encuentra vinculada al miedo a encontrarse en lugares o situaciones donde pudiera resultar difícil escapar o recibir ayuda, el momento más intenso es el cierre de las puertas (iStock)

“El miedo a volar es un temor intenso e irracional. En esos casos, experimentamos una intensa ansiedad que se manifiesta en síntomas muy desagradables como sudoración, oleadas de calor, taquicardia, sensación de ahogo o falta el aire, dolores en el pecho, molestias digestivas, temor a perder el control, pensamientos catastróficos respecto al avión y su seguridad, o la imposibilidad de escapar de esa situación, temor a sufrir una crisis de ansiedad, entre otros”, subrayó a Infobae Villarroel.

El temor no se origina solo. Y la raíz de la mayoría de los miedos nace de experiencias traumáticas. En muchos casos, sin embrago, existe también una predisposición genética que permite desarrollar miedos con mayor intensidad.

Muchos temores son adquiridos pero otros pueden estar vinculados a una mayor predisposición genética (iStock)

Muchos temores son adquiridos pero otros pueden estar vinculados a una mayor predisposición genética (iStock)

“El miedo puede surgir a partir de vivir o conocer de cerca experiencias aversivas; a partir de modelos (padres, por ejemplo) que tuvieran miedo y lo manifestaron delante de uno; de problemas previos de pánico-aerofobia o bien, de períodos de fuerte estrés. También puede haber circunstancias que agraven miedos previos, por ejemplo, tener grandes responsabilidades como puede ser un hijo que cuidar”, aseguró a Infobae el profesional.

Volar es determinante para muchos en su vida cotidiana por lo que existen medios que permiten que dicha patología pueda ser controlada y así lograr poder desplazarse libremente sin presiones ni malos momentos. Estos tipos de tratamiento consisten en:

Si el miedo ha pasado a ser inasumible y desproporcionado, es decir, se ha convertido en una fobia es fundamental recurrir a un tratamiento específico interdiciplinario (iStock)

Si el miedo ha pasado a ser inasumible y desproporcionado, es decir, se ha convertido en una fobia es fundamental recurrir a un tratamiento específico interdiciplinario (iStock)

⦁ Asesoramiento psicológico sobre el miedo y la ansiedad, en general, y sobre el miedo a volar en particular: origen, mantenimiento, estrategias de afrontamiento.

⦁ Aprendizaje de técnicas para reducir y controlar los síntomas de la ansiedad: fisiología del miedo y la ansiedad, control de la hiperventilación, estrategias de desactivación fisiológica, técnicas de relajación.

⦁ Es fundamental la exposición progresiva al avión y a los contextos del viaje con apoyo de programas de realidad virtual entre otros.

⦁ Regulación de procesos de pensamiento: atención selectiva; gestión de preocupaciones, anticipaciones, interpretaciones catastróficas, pensamientos negativos automáticos, sesgos cognitivos.

Es importante tener en cuenta que la aerofobia no deja de ser una patología que necesita tratamiento como cualquier otra, en muchos casos no puede ser resulta en totalidad sin la ayuda de profesionales. La buena noticia es que existen varias técnicas para poder sobrellevarla y así lograr recorrer el mundo aéreo sin preocupaciones ni temores.

http://www.infobae.com

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.