Vacaciones permanentes: la nueva vida de Vicky Xipolitakis

Ya no se desespera por las cámaras. Parece que para este 2017 se planteó “disfrutar de la vida”. Desde que empezó el año, se la pasó recorriendo el mundo. México, Estados Unidos y Uruguay.

La pasa muy bien. Años atrás se podía ver a Victoria Xipolitakis en todos los canales de aire. Peleaba, bailaba, gritaba, hacía lo que fuera con tal de figurar. Lo único que le importaba era lo que consideraba “lo más importante”: ser famosa.

Pero parece que luego de cumplir su sueño, se olvidó del objetivo que la llevó a ser una de las famosas más importantes de Argentina. Tras estar en el Bailando por un Sueño y ser protagonista del escándalo en la cabina de un avión de Aerolíneas Argentinas, el 22 de junio de 2016, la vedette ya no busca lo mismo. Ahora intenta cambiar su vida.

El problema que tuvo con la Justicia y su separación de Jose Ottavis modificaron rotundamente su vida. Ahora Vicky no se preocupa por estar las 24 horas frente a una cámara. Sólo busca divertirse y disfrutar de los lujos de la vida.

Año Nuevo con mi hermosa familia #Bienvenido2017 🎊🎉🎊🎉

Una publicación compartida de Victoria Xipolitakis (@victoriajesusxipolitakis) el

La sorpresiva “calma mediática” de Vicky superó cualquier expectativa… de viajes. Según los cálculos que realizó BigBang, desde que empezó el 2017 (76 días) la modelo se la pasó de vacaciones: estuvo 14 días en Punta del Este, 7 en México y 28 en Estados Unidos. El resto de los días los pasó en Buenos Aires, Mar del Plata y Rosario.

#PuntaDelEste2017

Una publicación compartida de Victoria Xipolitakis (@victoriajesusxipolitakis) el

Se puede decir que Vicky no la está pasando para nada mal. Su alejamiento de los medios fue por un buena causa. Además de querer limpiar su imagen, está disfrutando de la vida: de los 76 días que van del año, estuvo 49 de vacaciones y sólo 27 trabajando. Es decir que la modelo se la pasó un 64,5 por ciento de lo que va de 2017 recorriendo el mundo.

LAS OPULENTAS VACACIONES DE VICKY

La vedette empezó el año en Buenos Aires.

Luego de pasar la Navidad de 2016 y el Año Nuevo en familia, Victoria se tomó su primer vuelo hacia Punta del Este, Uruguay. Allí se mostró muy mimosa con Yamil Ponce en las playas y luego se animó al topless doble con Annalisa Santi. Finalmente posó para la Revista Playboy, donde aseguró que está “escandalosa como siempre, desnuda como nunca”.

Luego de relajarse del otro lado del charco, la rubia volvió a Buenos Aires: estuvo 10 días. Fue al estreno de Luz Cenicienta, el show que protagonizan Moria Casán y Maximiliano Guerra, y también viajó a Rosario y Mar del Plata.

Pero no se conformó con eso: tras “trabajar” en Buenos Aires, se fue a relajar a Playa del Carmen, México. La modelo viajó al Caribe para estar presente en el casamiento del corredor mexicano de Fórmula 1 Esteban Gutiérrez con Mónica Casán Nader, y luego aprovechó para instalarse en un conocido all inclusive, donde jugó al tenis y se relajó con amigos.

A pesar de que cualquier ser humano se conformaría con todos esos días “fuera de la oficina”, la rubia siguió gastando una buena cantdad de dinero. Tras su paso por México se fue directo a Estados Unidos. Estuvo 21 días y recorrió Miami, Nueva York, Los Ángeles y San Francisco.

#Hotel #NYC 🇺🇸

Una publicación compartida de Victoria Xipolitakis (@victoriajesusxipolitakis) el

Después de pasar casi un mes en el país del norte, la modelo regresó a la Argentina y se instaló en su lujoso departamento de Puerto Madero. Sólo estuvo 10 días. Su espíritu viajero la depositó nuevamente en un avión ¿Adónde fue esta vez? Estuvo 7 días en Uruguay, donde disfrutó de los desfiles de carnaval.

Actualmente está hace una semana en Nueva York donde, fiel a su estilo, está haciendo de las suyas. La escultural vedette compartió fotos en su cuenta de Instagram paseando con bolsas de las grandes marcas por la 5ta Avenida y jugando con la nieve que invadió la “Gran Manzana”.

5ta Av!!!! #NY 🇺🇸

Una publicación compartida de Victoria Xipolitakis (@victoriajesusxipolitakis) el

Vicky se alojó en la exclusiva localidad de Los Hamptons, donde suelen hospedarse figuras como Sarah Jessica Parker, y posó con los guardias de seguridad del hotel Trump Soho mientras le sostenían un paraguas para que la nieve no afectara su cabello. Claramente, mal no la pasa. Lo importante es que lo tiene bien merecido.

http://www.bigbangnews.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.