El socio de Boudou pidió apartar a Lijo de la investigación del negociado con Formosa

Para el empresario José María Núñez Carmona, el juez no es imparcial

Amado Boudou tiene un amigo llamado José María Núñez Carmona. El ex vicepresidente tiene como sobrenombres “Aimé” y su amigo, “Nariga”. Están juntos hace años. “Nariga” es el “alter ego” de “Aimé”. Y en varias causas judiciales figuran como co-imputados. Fueron procesados por el juez Ariel Lijo por la compra de la empresa Ciccone Calcográfica.

Ambos están investigados por el delito de enriquecimiento ilícito por el mismo juez. Núñez Carmona es considerado por la Justicia como testaferro de su amigo, el ex vicepresidente de la Nación durante el último mandato de Cristina Kirchner.

Los dos fueron indagados en los últimos días por Lijo, debido al negociado entre la provincia de Formosa y la firma The Old Fund, que cobró algo más de siete millones de pesos por un servicio de asesoramiento. El pago salió de las arcas estatales formoseñas a través del Fondo Fiduciario Provincial (FONFIPRO) y teóricamente la consultora cobró por asesorar al gobierno de Gildo Insfrán para la reestructuración de su deuda con el Estado nacional. El ministro de Economía por entonces era Boudou. The Old Fund estaba encabezada por Alejandro Vandenbroele,  quien  vivió en el departamento de Boudou y era conocido de Núñez Carmona. Desde que se inició el Caso Ciccone, allá por 2012, Boudou y Vandenbroele negaron conocerse. Y señalaron que Vandenbroele alquiló el departamento de Boudou debido a su relación con Núñez Carmona.

Boduou y Núñez Carmona tienen intereses comunes. Los tenían antes de las causas judiciales y los mantienen en los expedientes. Ambos fueron indagados por Lijo por el negociado con Formosa y sus declaraciones fueron similares. Establecieron una línea temporal por la cual se despegaron de las tratativas iniciales que motorizó Vandenbroele para quedarse con un millonario contrato por un asesoramiento que las autoridades judiciales sospechan que nunca se realizó.  Incluso sus abogados Eduardo Durañona y Matías Molinero coordinan las estrategias de ambas defensas.

Amado Boudou en una reciente presentación en Comodoro Py (Adrián Escandar)

Amado Boudou en una reciente presentación en Comodoro Py (Adrián Escandar)

Núñez Carmona, a través de su abogado Matías Molinero, pidió que Lijo se apartara de la causa abierta por el negociado con Formosa. Recusó al juez al argumentar que Lijo había “prejuzgado” a los imputados cuando dictó el procesamiento de Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele-entre otros- por el Caso Ciccone en junio de 2014.

Cuando Lijo dictó aquellos procesamientos –luego confirmados por la Cámara Federal- por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles por la compra de Ciccone le dedicó un apartado a la compra de The Old Fund.

En el escrito de recusación al que Infobae accedió en fuentes cercanas a Núñez Carmona, se citan algunas partes de la resolución mediante la que Lijo procesó a Boudou y Núñez Carmona en aquel lejano 2014.

La defensa de Núñez Carmona resaltó que en aquella resolución –cuando la causa por el negociado con Formosa estaba aún en el juzgado federal 7 a cargo de Sebastián Casanello-Lijo había dicho entre otras cosas que:

“Las constancias probatorias hasta aquí reunidas permiten afirmar que Amado Boudou, José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele intervinieron, previo a los hechos aquí investigados, en un negocio relativo a la reestructuración de la deuda pública de la provincia de Formosa. Dicha operación resulta relevante para la maniobra aquí investigada ya que en ese contexto se llevó a cabo la adquisición de la firma The Old Fund, que posteriormente sería utilizada para la compra de la empresa Ciccone Calcográfica. Al encontrarse en trámite la investigación en torno a la reestructuración de la deuda de Formosa en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 7, aquí únicamente se citarán elementos probatorios objetivos que permitirán acreditar, principalmente, los vínculos entre Amado Boudou, José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele para la adquisición de la firma The Old Fund…”.

El juez federal Ariel Lijo (Adrián Escandar)

El juez federal Ariel Lijo (Adrián Escandar)

“…Ahora bien, los elementos reunidos permiten afirmar que la adquisición de esa firma tuvo como único fin la facturación del honorario estipulado con el Fondo Fiduciario provincial.”

-“…Lo mencionado, sumado a que la empresa The Old Fund fue adquirida sólo diez días antes de la suscripción del contrato con FONFIPRO, y la circunstancia de que jamás había tenido funcionamiento, permiten, al menos, inferir que la finalidad de su adquisición fue su posibilidad de facturar ese negocio.”

-“…De lo expuesto, es posible afirmar de acuerdo a los elementos probatorios analizados que The Old Fund fue adquirida con el único fin de facturar el negocio con la provincia de Formosa, en el que actuó como presidente de la firma Alejandro Vandenbroele.”

-“…En estos términos, es posible afirmar que los elementos probatorios reunidos acreditan que en el año 2009, en el marco de la reestructuración de la deuda de la provincia de Formosa, la firma The Old Fund ya estaba vinculada a Amado Boudou, José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele. Ello demuestra la hipótesis principal, más allá de que como se detallará se intentó ocultar sucesivamente a sus dueños reales”.

Según la recusación de Núñez Carmona a Lijo, aquellos argumentos del procesamiento por el Caso Ciccone constituyen una “falta de imparcialidad” por parte del juez a la hora de decidir la situación procesal de los involucrados en la maniobra con la provincia de Formosa. La defensa del socio de Boudou plantea que Lijo no podrá contradecir en el caso por el negociado con Formosa lo que afirmó en el Caso Ciccone y que con esos argumentos se encamina a un procesamiento de los imputados.

Y por eso solicitó que se aparte.

Por Omar Lavieri

http://www.infobae.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.