Inserción laboral femenina, desafío latinoamericano y caribeño

Panamá, 1 mar (PL) La falta de estrategias gubernamentales encaminadas a lograr el empoderamiento de la mujer en el mercado laboral es hoy uno de los mayores desafíos que enfrenta América Latina y el Caribe.

Región que previo a la 61 Comisión Jurídica y Social de la Mujer, a celebrarse del 13 al 24 de marzo venideros en Naciones Unidas, tuvo su foro con vistas a lograr posiciones consensuadas en torno a esta problemática y otras que aquejan a este grupo poblacional.

Entre los temas más debatidos y complejos en el proceso de negociación sobresalen los relacionados con los derechos sexuales y reproductivos, diversidad sexual e identidad de género, pues no en todos los países de la región se manejan de igual forma y su enfoque depende de los sistemas políticos y avances existentes en esta materia.

No obstante, ‘se logró entender la necesidad que tiene la región de avanzar en los temas que nos unen como países y en los que resulta importante hacer desde el Estado y el Gobierno para impulsar más la participación femenina’, aseguró Yanira Kuper, secretaria de la esfera de Relaciones Exteriores de la Federación de Mujeres Cubanas.

En entrevista con Prensa Latina, la miembro del Secretariado Nacional de la organización femenina, elogió la posición común alcanzada en medio de un contexto tan adverso, donde contribuir a la consolidación de esta unidad desde la visión de las mujeres y de género, de cara a las políticas imperiales de dominación, resulta una necesidad en la región.

El encuentro, además, permitió intercambiar experiencias para ver cómo en América Latina y el Caribe ‘logramos que el empoderamiento de la mujer responda a los intereses, necesidades y derechos de estas como seres humanos plenos’, precisó.

La funcionaria resaltó que el documento final, cuyo contenido forma parte de las conclusiones convenidas, también reconoció los acuerdos y la declaración especial sobre el empoderamiento de la mujer, adoptada en enero último durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en República Dominicana.

Otro de los asuntos ampliamente debatidos fue el trabajo doméstico, la corresponsabilidad de las tareas al interior de la familia, la necesidad de distribuir adecuadamente los roles entre hombres y mujeres para que estas tengan más posibilidad de trabajar y acceder a diferentes niveles de toma de decisión.

Kuper también se refirió a la necesidad de perfeccionar el trabajo de prevención y atención en torno a la violencia de género, ‘de manera que las mujeres sean capaces de contar con los mecanismos y acciones correspondientes para enfrentar este flagelo, que a nivel regional crece, sobre todo en países de Centroamérica y Suramérica.

Aseguró que el reclamo de igual salario por trabajo de igual valor con respecto a los hombres continúa siendo una demanda en estos escenarios, donde el establecimiento de presupuestos de género para los mecanismos nacionales en pos del avance de la mujer resulta una necesidad imperiosa.

Por último, expresó que el foro regional, acaecido recientemente en Panamá, hizo un llamado a lograr información estadística confiable desagregada por sexo para hacer valoraciones más profundas sobre las desigualdades de género que existen actualmente en el mercado laboral.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.