El drama de un ex ganador de Cuestión de Peso: llegó a los 400 kilos y su vida corre riesgo

Maxi Oliva se llevó los laureles en la edición de 2007 al bajar más de 110 kilos. Hoy pesa el doble de cuando ingresó.

Un ex participante de “Cuestión de peso” pasa por su peor momento. Maxi Oliva pesa 400 kilos y no puede levantarse de la cama. Fue integrante del ciclo de hace diez años y hoy apenas puede respirar y reconoce que “vive agitado”.

“Hará un año atrás traté de hacerlo solo, me regalaron una balanza especial que era hasta 350 kilos y, cuando me subía, ya pasaba más que eso”, dijo a cámara Oliva, en el regreso del programa al aire.

Oliva llegó al ciclo en 2006 con 200,6 kg y durante ese año se mostró el cambio radical que hizo en su vida, con el que bajó 100 kilos y se consagró campeón del reality.

Sin embargo, en 2010 llegó a pesar 250 kg y demandó a la clínica de Alberto Cormillot por abandono de persona, aunque meses después volvió al programa pidiéndole perdón al doctor: “Estoy así por mi culpa, yo me metí todos estos kilos”, dijo.

En esa segunda etapa bajó 123 kilos y llegó a pesar 110. Sin embargo, en 2013 la balanza le llegó a marcar 300 kilos: “Siento mucha culpa por no haberme mantenido. Soy todo o nada. Me empecé a desesperar y empecé a comer de vuelta y no podía parar, con una depresión muy grande”, declaró en ese entonces.

Con una hija de 7 años (Valentina), hoy Maxi llegó a su peso más alarmante: 400 kilogramos. Y una vez más estará en el reality de la salud.

Postrado en la cama de su casa de La Matanza, para ser trasladado hasta el Hospital de Obesidad de Cormillot se necesitó la colaboración de 70 personas, incluido el trabajo de los bomberos y de personal que tuvo que romper las paredes de su vivienda para movilizarlo.

http://www.diarioveloz.com

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.