Inicio Economía Cierra Cerámica San Lorenzo en San Luis y despide a 140 personas

Cierra Cerámica San Lorenzo en San Luis y despide a 140 personas

Compartir

La crisis había comenzado en enero de 2016, cuando los trabajadores habían protestado por despidos injustificados, licencia medicas no respetadas y un premio por productividad que la empresa no cumplió.

La empresa de Cerámica San Lorenzo, ubicada en la ciudad puntana de Villa Mercedes, decidió cerrar su planta en la provincia, por lo que más de 140 personas perdieron su fuente laboral.

La crisis había comenzado en enero de 2016, cuando los trabajadores habían protestado por despidos injustificados, licencia medicas no respetadas y un premio por productividad que la empresa no cumplió.

En el mes de julio, la empresa decidió suspender por 30 días a más de 120 trabajadores de la planta por la caída de la demanda, lo que significó la reducción del 25% de sus sueldos y la incertidumbre de su fuente laboral que se extendió hasta el 31 de diciembre, cuando directivos de la empresa decidieron cerrar la fábrica en San Luis. Ayer, la empresa notificó a sus empleados el cierre de la fábrica y el pago del 100% de las indemnizaciones.

Desde el Sindicato de Ceramista, Claudio Verri comentó que “el motivo dio la empresa es que estaba trabajando a pérdida y con una obra de mano muy cara, aunque creemos que no se justifica, porque en 30 años que tiene la empresa en la provincia nunca invirtió en tecnología”.

Además, el gremialista agregó que “la mayoría de los trabajadores tienen entre 20 a 15 años de antigüedad, y considero que será muy difícil conseguir trabajo, porque a una cierta edad ya sos viejo para todo y en la empresa no hay gente joven”.

Por otra parte, las autoridades dictaron una conciliación obligatoria por un plazo de 20 días para llegar algún tipo de acuerdo de cómo proceder, aunque la decisión de la empresa está firme.

“Por el momento los trabajadores se encuentran en asamblea permanente y cuidando la fábrica para que no se lleven nada, porque si eso ocurre nos quedamos sin nada”, concluyó el sindicalista.

La planta ubicada en la ciudad de Villa Mercedes, comenzó a producir a mediados de los años ’80, convirtiéndose en una de las fábricas de cerámicas más importantes del país.

Además de Villa Mercedes, tiene tres plantas industriales más en San Juan, Azul (Buenos Aires) y en Puerto Madryn (Chubut).

Es la tercera fabrica que cierre en menos de tres meses en la provincia, ya que antes lo hicieron Herzo y Georgalos.

infonews.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments