Polémica decisión del PAMI de quitarles cobertura a los afiliados con prepaga: ¿Todos los jubilados que tienen prepagas son ricos?

El Gobierno anunció que algunos jubilados ya no tendrán remedios gratis.

La decisión del gobierno de recortar los beneficios del PAMI para los jubilados volvió a levantar polémica. ¿Todos los jubilados que tienen prepagas son ricos?

El titular del PAMI, Carlos Regazzoni, confirmó que dejará de entregar medicamentos gratis a quienes cuenten con una prepaga, posean un auto de menos de 10 años o más de un inmueble, y quienes cobren más de 1,5 haberes previsionales mínimos.

Al día de hoy el beneficio que le garantiza la gratuidad de los medicamentos a los jubilados de PAMI es percibido por 1,6 millones de sus 5 millones de afiliados; pero el cruce de información a través del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys) detectó que 50 de los beneficiarios eran propietarios de aviones y 2.000 de ellos cuentan con embarcaciones a su nombre.

Estos datos llevaron al organismo a establecer nuevos parámetros para el acceso al beneficio que fueron equiparados a los establecidos para la tarifa social de servicios públicos; los afiliados de Pami que soliciten el subsidio deberán demostrar ingresos iguales o inferiores a una jubilación mínina y media; no poseer más de un inmueble y no contar con un vehículo de menos de diez años de antigüedad.

Desde el Pami explicaron que la nueva normativa entrará en vigencia el 26 de enero y las revisiones que alcanzan a cerca de 200.000 jubilados se realizarán de manera progresiva, cada vez que el afiliado deba renovar el subsidio vigente.

Las personas que conviven con VIH, cáncer, son trasplantados o insulino dependientes, por ejemplo, tienen una cobertura del 100% en remedios, y “eso no se toca”, aseveró el titular de la obra social. En tanto, los medicamentos llamados ambulatorios, que tienen un descuento del 50% y los que son para pacientes crónicos que poseen una reducción del 80%, “tampoco se tocan”, añadió, porque “lo que estamos revisando es que reciba remedios gratis quien realmente lo necesita, es decir, quien está en situación de vulnerabilidad”.

Para acceder al subsidio total en remedios la persona debe demostrar que cobra un haber mínimo o menos que eso, es decir 8491,7 pesos mensuales, y si percibe más ingresos, pero demuestra que gasta más del 5% de ellos en medicamentos, puede solicitarlo.

LA OPINIÓN DE LOS OPOSITORES AL GOBIERNO

Quienes atacaron la medida fueron dirigentes opositores como Aníbal Fernández, que escribió en sus redes sociales: “No hay plata para los remedios de un jubilado que se compró un auto pero, tienen plata de sobra para eliminar las retenciones al agro y la minería. Un gobierno de ricos para ricos. Tu vida les importa un carajo!”. Y más tarde agregó: “Te esconden entre propiedades, yates y aviones que le están sacando medicamentos gratuitos a los jubilados que cobren mas de $ 8.500”. El excandidato a gobernador de Buenos Aires es un usuario activo de Twitter, Facebook y Telegram, donde difunde constantemente sus críticas a la actual gestión.

A las críticas se sumó Daniel Filmus, exrival de Mauricio Macri por la gobernación de la ciudad en 2007 y 2011. El exministro de Educación durante la presidencia de Néstor Kirchner escribió en Twitter: “Increíble que recorten también los descuentos a los jubilados!!!”, a la vez que compartía una nota de Página 12.

No fueron los únicos. Desde el Frente Renovador, el economista Aldo Pignanelli calificó como “terrible” y una “vergüenza” la medida, mientras que el defensor del Pueblo de la Tercera Edad, Eugenio Semino, advirtió que con los nuevos criterios para la entrega de medicamentos gratis “se genera un estado de angustia en el total de los jubilados y genera alarma”.

Pignanelli cuestionó la medida y advirtió que “no puede ser una excusa” para acortar ese beneficio “decir que no es transparente el sistema”. “Es terrible, lo del PAMI es una vergüenza”, remarcó el economista del Frente Renovador, quien observó que la cobertura de medicamentos al 100 por ciento es “un derecho adquirido” de los jubilados y “el Gobierno lo sacó”.

Semino, por su parte, evaluó que con la reciente medida “lo que se está desenmascarando es un problema histórico que es estructural, que hay que modificar y que sí le hace perder mucha plata al Instituto (Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados) y regula el mercado de los medicamentos en la Argentina, porque el contrato del PAMI implica un tercio del total del medicamento”.

“Existiendo ambas cosas, las irregularidades y los negociados, se genera un estado de angustia en el total de los jubilados y genera alarma”, amplió y estimó que “debiera esto ameritar una discusión más amplia”.

http://www.diarioveloz.com

Comments

4 Comments

  1. Anónimo dice:

    Este tipo de pijotería no sé si es lícito, el que pagó la jubilación, pagó la asistencia social, la use o no la use.

    • LILIANA dice:

      si es licito, pues el SUBSIDIO SOCIAL esta fuera de las normas del PAMI pero pareciera que no han interpetado bien los comentaristas de la nota de que se trata

  2. Pehúen Curá dice:

    Correcto, si no que lo le descuenten más la cuota y listo, claro ¿y de que viven los funcionarios y los que hacen negocios con los remedios?

  3. Carlos A. Carcavallo dice:

    el tema no es nuevo, algo debe pasar por que los mismos empleados de Pami, cuando se jubilan buscan una prepaga¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 40; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }