Inicio Tapa CRISTINA KIRCHNER NO PODRIA SALIR POR TENER RECURSOS NECESARIOS PARA PROFUGARSE

CRISTINA KIRCHNER NO PODRIA SALIR POR TENER RECURSOS NECESARIOS PARA PROFUGARSE

Compartir

Así ha trascendido en los pasillos de tribunales, ya que “el Juez Bonadío” le habría denegado su salida del País, por tener los recursos necesarios para fugarse o entorpecer la justicia.
Cuando se procesa a una persona, el Juez puede dictar un embargo, el procesamiento que puede incluir informar al Juzgado si sale del País, Pedir permiso para hacerlo, o Prohibirle lisa y llanamente su salida en el procesamiento.

procesamiento

En este aspecto al menos 3 veces Cristina Fernández pidió salir del País, un con destino a Venezuela y otra al Vaticano…La tercera es incierta a este medio.
Sin embargo el procesamiento no es el único al estar imputada en la causa, puede el juez entender riesgo de fuga de algunas de las tantas causas que tiene. Por eso afirmó que no tiene miedo de ir presa y los dichos del Dr. Bonadio sobre “que no va a ir presa por ahora” … en referencia al enojo de no poder salir del País.

baez_cfk

Detalle de Clarín Nicolás Pizzi

En Su primer procesamiento judicial de manos del juez Claudio Bonadío, con quien mantuvo un duro enfrentamiento público durante el último tramo de su mandato. El mismo juez que investigó la causa Hotesur, hasta ser apartado por la Cámara Federal, la procesó ayer en la causa del dólar futuro porque entendió que “impartió instrucciones” a sus funcionarios para que la operación financiera se lleve a cabo. Bonadio también procesó al ex ministro de Economía Axel Kiciloff, al ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, y a otros doce ex funcionarios. A todos les aplicó un embargo individual de 15 millones de pesos, más allá de sus cargos.
La causa judicial se originó por la masiva venta de contratos, durante la segunda mitad del 2015, a precios mucho más bajos a los que se vendían en el exterior. Mientras aquí se vendían coberturas a $ 10,60, en Nueva York el mismo contrato se ofrecía a $15. En su afán de explicar la maniobra en un lenguaje “comprensible para todos”, Bonadio la comparó con una ruleta “descompuesta” donde “solo ganaba la banca”.
La causa comenzó por una denuncia de los entonces diputados opositores Federico Pinedo y Mario Negri, y se activó a fin de año con allanamientos en el Banco Central y con tres testimonios clave: el actual ministro de Economía Alfonso Prat Gay y los ex presidentes del Banco Central Martín Redrado y Juan Carlos Fábrega. En febrero, Bonadio se convirtió en el primer juez que citaba a indagatoria a la ex presidenta. Ayer subió la apuesta.
Sobre la intervención de Cristina y Kicilloff, la resolución destacada que “es impensable que una operación financiera de esta magnitud, en la cual en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del B.C.R.A. de U$S 5.000 millones a U$S 17.000 millones (de dólares), que tendría claros efectos económicos y políticos en un futuro inmediato, sea desarrollada sin la aprobación expresa del más alto nivel de decisión económico y político del Poder Ejecutivo Nacional”.
Para la Justicia, la cadena de responsabilidades fue la siguiente: Cristina “impartió instrucciones” a su ministro de Economía, quien luego las distribuyó entre los funcionarios del Banco Central y de la CNV.
Bonadio procesó a la ex presidenta y al resto de los imputados por el delito de administración infiel en perjuicio de la administración pública, que tiene una pena de dos a seis años de prisión.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir