Inicio Columna Miriam Quiroga:  Su primer Columna – Presentación

Miriam Quiroga:  Su primer Columna – Presentación

Compartir

 

Hola!!! Soy Miriam Quiroga, Seprin ya me presento y estoy segura que muchos me recordaran por mi paso en la función pública ya que desde la Dirección de Documentación Presidencial y a través de las cartas recibidas llegamos a miles y miles de hogares de toda la argentina, cartas que para mí tenían un enorme valor ya que allí estaba reflejada la vida latente y real de cada familia, organización, pequeñas empresas, cooperativas, por ellas pasaba el sentir, las angustias, los problemas y la esperanza de encontrar una respuesta a tanto tiempo de soledad.

 

Otros quizás me conocerán a través de los medios periodísticos por mi exposición, hubiese deseado fueran otros los motivos que me llevaran a pararme frente a las cámaras y estar a tras de un micrófono.

 

Lo importante es que gracias a Héctor Alderete, director de Seprin y Jorge Boimvaser, periodista, que creyeron en mí y me convocaron para escribir una columna sobre lo que se hacer, que es nada más y nada menos que escuchar y hablar con la gente sobre lo cotidiano, sobre los problemas y necesidades, sobre los sueños,  la esperanza  y sobre algo común que nos une, el deseo profundo de buscar juntos nuestra identidad y fortalecer los valores del ser argentino. Aquí encontraran el espacio donde serán contempladas nuestras diversidades ideológicas, políticas, religiosas, culturales, nos unirán los ideales y valores para proyectarnos hacia una superación de calidad humana y desde donde iremos recuperando y fortaleciendo nuestra dignidad.

 

Cada semana tendremos este lugarcito para nosotros, los que queremos vivir en un mundo mejor, en una sociedad con verdad y justicia,  donde  equidad e  igualdad sea una realidad.

Los espero.

Miriam Quiroga

 

///

 

Hoy quiero compartir la historia de  la familia Martínez.

Marisol, Jonathan, Wanda y Zaira, una familia de Avellaneda que todos los días desde hace 11 años, llegan hasta avenida de Mayo y Perú, y desde las 13 hs hasta las 20 y 30 hs aproximadamente, trabajan en esa esquina, son vecinos de otro grupo de personas que también están allí sobre Perú todos los días, los artesanos.

chicos_estudian

En la década no ganada, nacieron Wanda y Zaira, nuca se separaron de sus hijas, es más, tíos y abuelo los acompañan, se cuidan, cuidan a sus pequeñas mientras entre tarea escolar y juego pasan las horas en esa esquina con tanta historia argentina.

Marisa y Jonathan son cartoneros, trabajan para la Cooperativa “Amanecer de cartonero” El sueño de ellos es poder  formalizar su trabajo, para que no haya diferencias entre incluidos y excluidos.

Me cuentan que están organizados con otros compañeros, trabajan en una zona determinada de la ciudad, cada uno es dueño de su material que recoge. Con lo que ganan están terminando su casita en Avellaneda, en el barrio Tranquila, el sueño de Jonathan terminar su casa. Él además se da maña como albañil, carpintero, pintor, lo que pasa doña que soy negro y tengo tatuajes entonces nadie me quiere dar trabajo. Y para él lo más importante es la Familia.

Marisol, me conto que le lo que más le gustaría hacer, es traer bebes al mundo, es decir ser Partera, dice que es lo más grande  ayudar a otras mamas.

chicos_estudian2

Y ahí están, una familia unida defiendo su Dignidad. Los Cartoneros del Microcentro y del Plan Avellaneda realizan su actividad laboral con una sonrisa que es imposible no recibir y devolver con la misma gratitud que la regalan.

Miriam Quiroga.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments