Denuncian por abuso sexual de menores a un músico de rock

1
Compartir

Cristian Aldana sostiene que es inocente.

Es el cantante de la banda “El Otro Yo”. Una fiscalía reunió seis acusaciones en su contra y lo imputó.

Los primeros indicios surgieron a partir de una primera denuncia, pero en apenas unos días se sumaron cinco nuevos casos que provocaron que se abriera una investigación judicial por abuso sexual. Y bajo la mira quedó, una vez más, un músico de rock. En esta oportunidad se trata del cantante de la banda “El Otro Yo”, Cristian Aldana (45).

La primera en denunciarlo fue una ex pareja, quien aseguró que el músico se empezó a aprovechar de ella cuando tenía 13 años. Eso derivó en la creación de una página en Facebook (“Víctimas de Cristian Aldana), a partir de la cual se fueron juntando nuevos testimonios en su contra, que llevaron a la causa penal.

La publicación fue advertida por la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM). Y fue entonces que, según informó ayer el Ministerio Público Fiscal en suweb, “personal capacitado en violencia de género recibió el testimonio de seis mujeres, quienes relataron situaciones de abuso sexual que sufrieron de manera personal, por parte de Aldana, desde muy temprana edad, y afirmaron que otras niñas habrían sido víctimas de hechos similares”.

La denuncia fue presentada por la misma UFEM ante el Juzgado de Instrucción N° 17. Aldana quedó acusado entonces de “abuso sexual agravado y corrupción de menores”. Todas las chicas –que fueron asistidas por la Dirección de Acompañamiento y Protección a las Víctimas– se animaron a contar lo sucedido y acordaron hacer una presentación conjunta tras el primer relato de una joven que apuntó contra el músico en Facebook.

El primer hecho fue denunciado el 22 de abril ante la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO). “Ya está realizada mi denuncia hacia mi ex pareja”, advirtió la víctima, hoy de 26 años.

“Sé que revivir estas atrocidades nos hace traer la herida a carne viva nuevamente, luego de quizás el trabajo más fuerte de nuestras vidas que es aceptar, llorar y limpiar de a poco todos los sentimientos de culpa, bronca, odio, tristeza, rencor, miedo, vergüenza”, contó la joven días atrás, en un evento realizado en Plaza de Mayo bajo el lema “Rock no es mirar para otro lado”.

Los testimonios reflejan que las jóvenes habrían sido sometidas desde muy chicas. “El primer mail que recibí de mi ex pareja (por Aldana) fue en 2003, cuando yo tenía 13 años y él, 32. Empecé a verlo a escondidas luego de cuatro o cinco meses de charlas telefónicas recurrentes, cuando yo tenía 14. A los 18 me fui a vivir con él y la separación duró un año y medio más”, contó la primera víctima. “Me robó la inocencia, la adolescencia y hasta el creer en el amor (…) Utilizó hasta el cansancio la palabra ‘putita’ para humillarle y manipularme. No dudó en golpearme, en abusarme sexualmente y en menospreciarme en privado y en público”, fue uno de los pasajes que leyó.

Aldana, desde ya, aseguró que es inocente. “Las mendacidades y falacias mencionadas no tienen asidero legal alguno”, escribió el cantante en la página de Facebook que tiene la banda. Ayer, consultado su representante por Clarín, no hizo declaraciones.

clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments