La fotografía vuelve a tener protagonismo en una nueva edición de ArteBA

0
Compartir

EL MEXICANO PATRICK CHARPENEL, CURADOR DE LA TERCERA EDICIÓN DE PHOTOBOOTH CITI, REUNIRÁ DEL 19 AL 22 DE MAYO EN LA RURAL, PROPUESTAS DE ARTISTAS HISTÓRICOS Y CONTEMPORÁNEOS QUE ESTIRAN LOS LÍMITES DE LA PRÁCTICA FOTOGRÁFICA A OTROS CAMPOS DE EXPERIMENTACIÓN.

Galerías de España (Alarcón Criado), Alemania (Esther Schipper de Berlín), México (Juan Martín y Quetzalli), Italia (Six) y Estados Unidos (Metro Pictures de Nueva York) traerán a la Argentina la obra de estos artistas, un conjunto que apuesta a mostrar cómo la aplicación de nuevas tecnologías y la definición tradicional de fotografía es cuestionada y repensada desde otro lugar.

En diálogo con Télam, Charpenel explicó que reunirá “proyectos muy diferentes, de artistas internacionales que han experimentado sobre la fotografía y han expandido su definición. Pero esas posibilidades de experimentación -aclaró- algunas veces fueron técnicas y a otras, tuvieron que ver con el contexto cultura en el que surgieron”.

Se verán entonces obras del colombiano François Bucher, la alemana Karin Sander, el mexicano Francisco Toledo, la estadounidense Louise Lawler y el checo Miroslav Tichý (1926-2011).

Pero además, habrá una participación especial de e-flux journal, que integran los artistas Julieta Aranda y Anton Vidokle, una dupla mexicana-rusa quienes crearon e-flux, la plataforma online más grande y poderosa en el mundo del arte.

Los creadores de e-flux van a presentar en Argentina “una herramienta en tiempo real de comunicación que va a estar generando imágenes y comunicando a la gente; un proyecto interactivo que hace eje en cómo se ha democratizado hoy la imagen gracias a los medios de comunicación y la tecnología”, detalló Charpenel (1967), ex director de la Colección Jumex.

La obra de todos los artistas será contextualizada por el archivo Raúl Naón a través de documentación relativa a las vanguardias argentinas: allí se resguarda información referida al legendario Centro de Arte y Comunicación (CAyC) fundado en 1969 por Jorge Glusberg, quien impulsó el “arte de sistemas” en Latinoamérica, con artistas que exploraron el vínculo entre arte y tecnología.

“Quiero poner las obras en diálogo con quienes han investigado la fotografía en Argentina, quienes han experimentado de una manera radical sobre sus posibilidades de la fotografía, y lo hicieron antes que en ningún otro lugar del mundo”, dijo el curador, también filósofo y coleccionista, en referencia a los integrantes del CAyC, como marco teórico de su propuesta expositiva.

Es por esto que el espacio expositivo de Photobooth será diseñado por dos arquitectos mexicanos quienes crearán un lugar panóptico (que todo se ve desde un solo punto), que en su disposición será un paisaje, una suerte de fotografía en sí mismo, para alojar en un diálogo fluido la obra de los artistas internacionales allí exhibidos.

El público se encontrará con el trabajo del checo Miroslav Tichý (1926-2011), quien fuera durante décadas un indigente, con numerosos ingresos en hospitales psiquiátricos, quien construyó con materiales de desecho una cámara fotográfica y se dedicó realizar retratos de mujeres que luego revelaba sobre papeles y cartulinas que encontraba en la calle.

La neoyorquina Louise Lawler (1947) busca, a través de sus fotografías, develar mecanismos ocultos, o a veces invisibles, del sistema del arte: en sus imágenes, aparecen obras de arte de algunos prestigiosos creadores pero haciendo foco en el contexto y la connotación de cómo están dispuestas esas piezas, a punto de ser montadas, o desmontadas, en casas de coleccionistas o a veces en lugares insospechados.

Francisco Toledo (1940) es un artista, fotógrafo, activista y promotor cultural mexicano, con series de obras que rozan lo escatológico (como “Los cuadernos de la mierda”) que presentará aquí “su obra más experimental y atrevida”, en palabras de Charpenel: exóticos autorretratos tomados con una polaroid, una cámara muy rudimentaria en el contexto de la fotografía.

La alemana Karin Sander (1957) basa su obra en una serie de esculturas de hombres y mujeres, figuras reales hechas a escala pequeña, de plástico y coloridas, que concibe con una compleja y particular técnica que incluye imágenes mediante una cámara 3D, que escanea en computadora y luego concreta en plástico.

Nacido en Cali en 1972, François Bucher (de madre colombiana y padre francés) investiga de manera constante sobre la imagen y su circulación en la cultura contemporánea, sobre todo en el cine, la televisión y los medios de comunicación, con la intención de abrir espacios alternativos de pensamiento. “El mundo fue plano, ahora es redondo y será un holograma” se titula una de sus piezas de mayor renombre.

telam.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments