Nuevo femicidio: le desfiguró el rostro a golpes y la ahorcó

0
Compartir

Ocurrió mientras la hija que tenían en común, de siete años, descansaba. El hombre cayó varias horas después, en Paraguay

Una joven madre fue encontrada en las últimas horas con golpes en el rostro y signos de estrangulamiento en el interior de su casa y por el femicidio cayó su concubino en la ciudad paraguaya de Encarnación, donde se había fugado minutos antes del hallazgo del cadáver, informaron ayer fuentes policiales.

La víctima, Gisell Rodríguez da Silva (26), tenía una hija de 3 años junto al ahora principal sospechoso, Carlos Ruíz Díaz (30), y residía con éste en una vivienda de Posadas. Su cuerpo fue descubierto a las 11.45 del domingo, cuando su madre fue hasta el domicilio preocupada porque no contestaba sus llamados. Estaba tapada sobre un sofá, con la cara totalmente desfigurada a golpes y signos de estrangulamiento.

Alertó entonces a su marido y a la Policía, por los que efectivos de la comisaría local se trasladaron hasta la escena del crimen. De acuerdo a los primeros peritajes forenses, el crimen fue cometido durante la madrugada, cuando la hija de la víctima se encontraba en el lugar, aunque aún no sabe la mecánica de la muerte. De hecho, una de las cuestiones que se procuran determinar con la autopsia es si Gisell, que trabajaba como moza en una pizzería, también presentaba heridas de arma blanca.

Escena del crimen ordenada

Un jefe policial reveló que la escena del crimen «estaba modificada y limpia», que el interior de la vivienda no estaba revuelto sino en orden y que en el lugar no se halló ningún elemento contundente con el que pudieron haberla golpeado. Se sospechó de la pareja gracias al testimonio de la menor, quien afirmó haber escuchado a sus padres pelear en horas de la madrugada.

A partir de datos aportados por Migraciones y el Comando Radioeléctrico Uno, los investigadores supieron que cruzó a Paraguay a bordo de su Peugeot 407, por lo que solicitaron la colaboración a las fuerzas de seguridad del vecino país para poder localizarlo y ayer lo capturaron en Encarnación.

Por su parte, el padre de Gisell intentó cruzar la frontera a mano armada y en medio de un ataque de ira para buscar del presunto femicida. Ahora se trata de procurar si Ruíz Díaz cuenta con antecedentes por violencia de género, aunque hasta el momento no se había detectado denuncias al respecto.

diariohoy.net

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments