Reapareció Augusto Costa y justificó el uso de las trituradoras de papel

3
Compartir

El ex secretario de Comercio dijo que ese tipo de elementos son habituales en las dependencias públicas. Criticó también la estrategia antiinflacionaria del macrismo y los despidos en el Estado

El ex secretario de Comercio, Augusto Costa, criticó la estrategia antiinflacionaria de Mauricio Macri y los despidos en distintas áreas del Estado, principalmente en la que él comandó hasta principios de diciembre.

Para el ex funcionario ultrakirchnerista, «la campaña de Macri abundó en promesas incumplidas», una de ellas bajar la inflación, que «resultaba muy fácil y que lo iba a hacer en cuestión de semanas». «Pero la realidad le dio la espalda», aseguró Costa en una columna publicada hoy en un matutino porteño.

«Durante los últimos meses se produjo una fenomenal escalada de precios. En lugar de hacerse cargo de que este fenómeno es una consecuencia lógica de la política económica vigente, el macrismo viene instalando explicaciones insólitas para justificar su absoluta incapacidad de controlar la evolución de los precios», afirmó Costa.

Arribado a la Secretaría de la mano del ex ministro de Economía, Axel Kicillof, Costa defendió su tarea al frente de esa dependencia y le atribuyó el término de «pesada herencia kirchnerista» a una estrategia del nuevo gobierno para justificar el salto inflacionario que se produjo en el último bimestre del año pasado, tras las elecciones.

«La idea de que fue el gobierno de Cristina el que ‘aceleró’ la inflación antes de irse también se da de patadas con todo lo que venían sosteniendo el macrismo», aseguró Acosta y sostuvo que «la oleada de promesas de campaña del por entonces candidato generó un impacto directo en los precios a partir del mes de noviembre, proceso que luego se consolidó y potenció».

Según Costa, «esto no ocurrió porque el kirchnerismo de salida decretó una zona liberada para que los empresarios aumenten los precios, sino por el anuncio de una inminente economía liberada del macrismo, sin retenciones en la mayoría de los productos agropecuarios sensibles para la mesa de los argentinos, sin regulación del comercio interior y exterior y con un tipo de cambio 60 por ciento superior, tal como estamos viendo ahora», agregó.

El 9° piso del Ministerio de Economía

Allí funciona la Secretaría de Comercio. Según trascendidos periodísticos, de ese lugar desaparecieron documentos públicos y computadoras antes de que asumieran las nuevas autoridades del PRO.

Respecto a esas acusaciones, Costa las calificó de «ridículas e infantiles». «Quienes alguna vez trabajaron en una oficina pública saben que se acumula una gran cantidad de papeles, desde presentaciones, carpetas y revistas hasta informes reservados de asesores. Y en cualquier lugar, cuando una gestión se acaba y deben liberarse los espacios, se tira lo que no sirve y se rompe lo que no es información oficial o necesaria para el desarrollo de las tareas», se justificó.

Para Costa, «la existencia de una trituradora de papel o de una bolsa de residuos (evidencia fotográfica presentada por algunos medios como la prueba del delito) no equivale a destruir documentos públicos», insistió. De hecho –agregó– «estos elementos se encuentran en cualquier dependencia oficial».

El ex funcionario K afirmó que «las actuales autoridades de la Secretaría de Comercio recibieron todos los elementos para poder desarrollar sus tareas: equipos técnicos profesionales; las normativas para evitar abusos y poner límites a los formadores de precios… etc». Sin embargo, para Acosta «en cuestión de semanas, el macrismo se dedicó a destruir todas las capacidades estatales acumuladas durante años para transformar a la Secretaría de Comercio en la Secretaría del Libre Comercio».

Despidos en el Estado

En otro fragmento de su columna, Costa hace referencia al «acoso laboral y despido de más de 200 trabajadores de la Secretaría», y «de amenazar con echar a buena parte de los empleados y de desarmar equipos de trabajo consolidados y con experiencia».

El ex funcionario sostiene que detrás de esto hay una estrategia para suprimir áreas clave de la Secretaría de Comercio como Precios Cuidados o el plan Ahora12 que «no tiene ningún tipo de control».

«No hay inspectores ni relevadores de precios en las calles; no hay personal que realice el seguimiento de precios ni ninguna norma que obligue a las empresas a informarlos; se frenó el programa de defensa del consumidor Consumo Protegido (que pasó de atender 1000 casos de abusos de empresas en 2014 a 50.000 en 2015), y se disolvió el área que monitoreaba el comercio exterior que tenía como fin la defensa de la industria nacional y el empleo», denunció.

Para Costa, «queda claro que los verdaderos ñoquis de la Secretaría de Comercio no son los cientos de trabajadores capacitados y comprometidos que fueron echados ni los que planean cesantear en el futuro, sino sus actuales autoridades, que intentan desligarse de cualquier tipo de responsabilidad en materia de gestión».

Para culminar, el ex funcionario fue irónico: «La buena noticia es que los funcionarios macristas ya no tienen ningún problema con las claves de acceso a los sistemas de gestión del Estado que justifique no cumplir con sus tareas. El Ministerio de Modernización se encarga de la uniformidad de criterio para todos los organismos. Usuario: ‘Macri’; Contraseña: ‘Ajuste'».

infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments