“Nisman le servía muerto a todo el mundo”

3
Compartir

El análisis de la declaración de Stiuso por Héctor Alderete.

En un programa radial el periodista se refirió a la reciente declaración del ex Jefe de Operaciones de la Side, Antonio “Jaime” Stiuso, en el marco de la causa que investiga la muerte de Alberto Nisman.

“Hay que creerle a Stiuso”, afirmó Alderete, consultado sobre la veracidad del testimonio del ex espía. Sin embardo, recordó que no presentó evidencias: “dijo lo que la gente quiere escuchar, pero hasta ahora no presentó pruebas, son solamente dichos, y apuntó a algunos ex agentes y al grupo de inteligencia local que está a cargo de Milani, Pocino y Parrilli”.

Según Alderete también hay otros hechos de la declaración de Stiuso que “no son claros”, por ejemplo, la imposibilidad de Nisman para comunicarse con el ex Side, antes de su muerte. “Un hombre de inteligencia jamás tiene el teléfono apagado o en vibrador; y si no te podés comunicar, llamás a un amigo y te ubica” afirmó.

Otra de las inconsistencias que mencionó el periodista fue el tema de la custodia “que lo dejó solo”. “Todo el mundo sabía que, a pesar de ser Federales los que manejan la custodia, y que en ese momento dependían de Berni, siempre, inorgánicamente, dependió de Stiuso”, explicó.

“Hay que creerle (a stiuso), no te digo que mienta, pero hay que probar todo eso”.

Alderete también se refirió al intercambio de mensajes por Whatapp que mantuvieron Nisman y Carlos “Moro” Rodríguez, desde el viernes antes de su muerte. La última comunicación efectuada por el “Moro” fue el sábado 19 a las 20:15, cuando el ex fiscal ya estaba muerto. Sin embargo, la misiva recibió la doble tilde que significa que fue recibida pero no leída, por lo tanto, el teléfono estaba prendido.

Otra de las “inconsistencias” de la declaración del ex Side es la relación con Diego Lagomarsino, el dueño del arma que acabó con la vida de Nisman . Según Alderete, el informático es un analista de la Side que fue enviado para espiar al, por entonces, titular de la UFI AMIA. “Yo estoy seguro que Stiuso conocía a Lagomarsino”, dijo el periodista.

“Se lo metió el propio Stiuso (A Lagomarsino) para espiarlo a Nisman; mientras, Pocino le mete un amante a Arroyo Salgado, que era el pibe que le llevó la revista con el punto en la frente”, explicó Aldere y agregó que “los dos estaban infiltrados”.

Según el periodista, esta información, sobre la infiltración que estaba sufriendo Nisman, fue remitida a la justicia hace mucho tiempo, aunque no encontró una respuesta acorde a la gravedad de la situación. “Nadie hizo nada” lamentó y consideró que “hay una red de encubrimiento y una red para que no se sepan las cosas”. También relató que después de entregar estos datos fue llamado a declarar pero, al poco tiempo, la citación fue cancelada.

Consultado por la veracidad de la denuncia que iba a presenta el ex fiscal, Alderete afirmó que es verdadera, “yo lo publiqué antes que Nisman”, recordó. También dio otros detalles de la complicada relación del país con Medio Oriente: “Argentina le estaba vendiendo tecnología nuclear a Irán vía Venezuela pero yo no lo podía decir antes de que se haga público porque era un secreto de Estado”, explicó.

Sin embargo, a pesar de que la pista de Siria fue planteada por el propio Stiuso, cuándo fue llamado a declarar en el marco de la investigación del atentado a la AMIA, en su última declaración habló de los iraníes.

Alderete explica esta reconversión del ex Side por el cambio de su relación con el gobierno kirchnerista: “durante 12 años Stiuso fue el niño mimado que hizo todas las operaciones sucias para Cristina”. Sin embargo, este vínculo se enfrió durante los últimos años, “a él lo iban a rajar porque no les convenía, entonces, la denuncia la utilizó para apretarla a Cristina”, aunque aclaró que “eso no significa que sea mentira”.

En medio de estos intereses políticos es que Nisman quedó el medio, atrapado por una trama muy compleja que él mismo ayudó a construir a no poder avanzar con la denuncia contra el gobierno. “Nisman no hacía nada y por eso lo estaban apretando”, dijo Alderete. “Cuando él manda las cédulas de oficio para agarrar a los iraníes uno ya estaba muerto y otro tenía 12 años. Fue un desastre, copiaba y pegaba, iba a Estados Unidos y a Israel, le decían lo que tenía que decir le daban la plata y hay mucha gente que le pagaba para hacer esto”, afirmó y agregó que “ le pagaban desde los buitres hasta Clarín, pasando por el congreso judío y los Américas, la CIA y el Departamento de Estado”.

“Lo tenían enganchado a Nisman con un montón de cosas sucias lo estaban apretando”

“Al fin y al cabo, Nisman a todo el mundo les servía muerto, porque si no podía probar lo que decía se lo iban a comer crudo en el gobierno, con toda la información que tenían para destruirlo: con las chicas, la plata de afuera, lo curros, los viajes, tenían para llevárselo puesto”.

“Y le servía también a los que le pusieron plata para voltear a Cristina, porque si Nisman no tenía todas las pruebas, servía más muerto” explica Alderete haciendo referencia a que con la muerte del ex fiscal, a días de presentar la denuncia por encubrimiento, Cristina y su gobierno iban a ser los obvios culpables.

Escuchá la entrevista completa:

 

 

DETALLES:

BERAJA AFIRMA QUE STIUSO ARMO LA PISTA SIRIA,

clarin_siria

 

HOY DIJO DEFENDIO LA IRANI?

nota_clarin_hoy

Print Friendly, PDF & Email

Comments